Después del empate con Independiente Santa Fe en condición de local, el único o el que más creía en la clasificación del DIM a los playoffs de la Liga Águila 2018-II era Octavio Zambrano.

El sábado 22 de septiembre, el Rojo igualó 2-2 con el León en el Atanasio Girardot y cayó a la posición 12 del torneo, en el que ya había completado 6 partidos consecutivos sin festejar triunfos. El mismo día, el profe prometió que Medellín entraría “al grupo de ocho”, pese a que eso parecía misión imposible: “No va a ser fácil, pero yo tengo una fe ciega”.

El entrenador nunca agachó la cabeza, siempre confió en el Poderoso y en la fecha 12 comenzó su resurrección: gracias a la convicción de su director técnico, ¡el DIM superó a 6 clubes en línea y llegó con un invicto de 9 juegos a los cuartos de final!

Además, aunque el Rojo no logró derrotar a Deportes Tolima en el compromiso de ida de las semifinales, el ecuatoriano aseguró que sus dirigidos podían sumar los tres puntos en Ibagué y así sucedió: Medellín venció 0-2 a los Pijaos en el Manuel Murillo Toro y avanzó a la final, por la victoria 4-2 en el resultado global.

Ahora, el Poderoso está a solo 180 minutos de alcanzar el título, el cual disputará ante Junior FC. El país conocerá al próximo campeón del Fútbol Profesional Colombiano el domingo 16 de diciembre.

¿Cuál fue la otra premonición de Octavio Zambrano? “A este equipo no le quito absolutamente ninguna opción de ganar el campeonato. Lo que me demostraron ellos hoy (el miércoles 21 de noviembre), me hace pensar aún más que estamos más cerca de conseguir la séptima estrella”. De cumplirse la última predicción del estratega, ¡el DIM le tendría que hacer un monumento!