Junior FC convenció a la mayoría de los clubes del Fútbol Profesional Colombiano para que lo apoyaran en su propuesta de aplazar los juegos de la final de la Liga Águila 2018-II.

El DIM no quería que la Dimayor modificara la programación de los dos compromisos y llama la atención que no recibió la ayuda de ninguno de los otros elencos antioqueños: Itagüí-Leones FC, Rionegro Águilas, Envigado FC y Atlético Nacional le dieron la espalda al Poderoso.

Universitario Popayán, Boyacá Chicó FC, Deportes Quindío, Deportivo Pereira, Deportivo Cali, América de Cali y Deportivo Pasto fueron los únicos equipos que le tendieron la mano al Rojo, que llegará a la definición del título del torneo sin ritmo de competencia.

Como el Tiburón presionó y ganó el ‘sí’, la organización del campeonato decidió postergar los días de los partidos en Barranquilla y Medellín: la ida será el próximo sábado (7:00 p.m.) y la vuelta quedó para domingo 16 de diciembre (4:30 p.m.).

Así votaron en “la reunión extraordinaria” de la Dimayor:

7 conjuntos se pusieron del lado del DIM:

*Universitario Popayán.
*Boyacá Chicó FC.
*Deportes Quindío.
*Deportivo Pereira.
*Deportivo Cali.
*América de Cali.
*Deportivo Pasto.

27 escuadras le colaboraron a Junior FC:

*Itagüí-Leones FC.
*Real Cartagena.
*Cortuluá.
*Valledupar FC.
*Llaneros FC.
*Fortaleza CEIF.
*Barranquilla FC.
*Tigres FC.
*Bogotá FC.
*Atlético FC.
*Orsomarso SC.
*Real Santander.
*Cúcuta Deportivo.
*Atlético Bucaramanga.
*Unión Magdalena.
*Jaguares de Córdoba.
*Millonarios FC.
*Independiente Santa Fe.
*Equidad Seguros.
*Atlético Nacional.
*Envigado FC.
*Rionegro Águilas.
*Patriotas Boyacá.
*Deportes Tolima.
*Once Caldas.
*Atlético Huila.
*Alianza Petrolera.