Al DIM le faltó carácter y terminó igualando 1 a 1 en condición de local con uno de los equipos de menos tradición del balompié ecuatoriano, el C.D. Universidad Católica. La crónica del debut inesperado del Medellín en la Copa Sudamericana 2016, a continuación:

El Poderoso saltó a la cancha del estadio Atanasio Girardot decidido a pasar por encima al ‘Trencito Azul’ y su arma principal fue la posesión del balón, aunque en varias oportunidades no supo qué hacer con él.

En el inicio del compromiso, el Rojo jugó buen fútbol, tuvo ímpetu y su convicción le ayudó a abrir muy rápido el marcador: al 20’, Leonardo Castro le ganó la posición al arquero Hernán Galíndez y con su pie derecho, consiguió la primera anotación de la noche.

John Hernández (26’) y el mismo ‘Leo’ (33’), estuvieron cerca de marcar el 2-0, pero ‘Goma’ definió mal y tiró la pelota muy arriba, mientras que al delantero, pese a que sacó un gran remate, el guardameta de los ‘Celestes’ le evitó el doblete.

Por todo eso, el 1-0 sentenció la primera parte en el ‘Coloso de la Avenida Centenario’.

La historia anterior se repitió en el complemento, tiempo en el que en sus primeros minutos, el DIM conservó su vocación ofensiva y generó varias opciones claras de gol, pero no concretó ninguna, debido a que a Christian Marrugo (53’), Leonardo Castro (54’ y 63’) y Luis Carlos Arias (60’) les falló la puntería.

Después del chute del ‘Montañero’, Medellín bajó el nivel y de a poco, se alejó del campo de los dirigidos por Jorge Célico, ya que inexplicablemente, sus futbolistas perdieron la inspiración.

Y la situación empeoró al 67’, cuando Leonel Álvarez tomó una pésima decisión y reemplazó a Leonardo Castro con Hernán Hechalar, que no aportó ni en creación ni en ataque. Fue penosa la presentación del argentino y ‘Mao’ Molina, que entró al 75’ en sustitución de ‘Goma’ Hernández, tampoco fue solución. Desde ese momento, la confusión se apoderó de jugadores y cuerpo técnico del Poderoso.

El Rojo no ejerció más presión en el área contraria, lo que no desaprovechó la ‘Chatoleí’ y su reacción no tardó en llegar: al 77’, Jhonathan Lucas fusiló a David González y metió el tanto decisivo del encuentro.

Esta vez, el DT antioqueño no acertó en ningún cambio y el DIM careció de jerarquía, por lo que su reaparición en un torneo oficial de la CONMEBOL no dejó nada felices a sus hinchas, pues a la mayoría de ellos, el 1 a 1 les supo a derrota.

Sin embargo, nada está perdido todavía: la próxima semana, en la altura de Quito, Medellín tendrá una última oportunidad de vencer a Universidad Católica y avanzar a la segunda fase de este campeonato, el cual demoró una década en volver a jugar. No será una misión fácil, pero tampoco imposible.

El duelo final entre estos dos clubes, se llevará a cabo el miércoles 17 de agosto a partir de las 4:30 de la tarde, en el estadio Olímpico Atahualpa.

Más información del partido DIM 1-1 C.D. Universidad Católica, acá: