Andrés Ricaurte y Germán Cano están en la mira del Junior para el 2019-I. El volante y el delantero terminarán su relación laboral con el Medellín el 31 de diciembre.

Los pases tanto del mediocampista como del atacante no pertenecen a ningún equipo y la ilusión de ambos es seguir en el Rojo. Sin embargo, el máximo accionista del DIM aún no mostró interés alguno por retener al 10 y al goleador para el próximo año.

Lea también:

 

*¡Qué vergüenza con Germán Cano!

*DIM, una eliminación y cero victorias en los últimos cinco partidos

Pero Germán y Andrés no son los únicos que esperan por la determinación de José Raúl Giraldo: el Tiburón también aguarda por la última palabra del dirigente antioqueño, ya que su deseo es reforzar con ellos su nómina de jugadores para el siguiente semestre.

En el 2018-I, el cuerpo médico del elenco atlanticense no aprobó la contratación de Ricaurte. A Cano, los Rojiblancos le ofrecerían un incremento de más del 50% de su salario en el Poderoso.

Junior quiere que los dos lleguen a Barranquilla para la temporada que viene, mas la intención de los cracks es continuar en Medellín. El dueño del DIM decidirá cuál será el final de esta historia.