¿Cuál puede llegar a ser el límite de un corredor? Un estudio lo revela

0
87

El ser humano se ha puesto en evidencia. Siempre está en constante evolución y ha logrado demostrar que puede correr más rápido lo que se cree. Un corredor siempre está en constante búsqueda de rendir al máximo sus condiciones.

Cuando se traslada esta idea al running, se puede notar que en las diversas competencias atléticas, los corredores siempre buscan llevar sus límites fisiológicos a los más grandes extremos.

Un corredor desea romper récords y poner sobre la mesa lo rápido que puede llegar a ser, aún más si está en competencia. Aquí es donde más se presentan sentimientos de confianza, puesto que uno de los objetivos más importantes del running y del atletismo en general es ser veloz, notar cuánta velocidad se ha adquirido durante los entrenamientos y así, explotarlos en competencia.

El Instituto de Investigación Biomédica y Epidemiológica del Deporte en Francia, durante el 2008, realizó una investigación que tuvo una conclusión de vital importancia para el deporte: para el año 2060, los récords mundiales alcanzarían un límite.

Durante la investigación llegaron a una conclusión: en 1896, los atletas funcionaban al 75% de sus capacidades y hasta el 2008, los atletas alcanzaron el 99%.

Así, este estudio afirma que para alcanzar a medir nuevas marcas, se tendrá que medir con milésimas de segundos en pruebas de pista y centésimas de segundo en maratones.

Ante este panorama, el entrenamiento adecuado puede llevar al máximo las condiciones de un corredor en una competencia. Por eso es necesario tener un buen descanso físico, un sueño adecuado que vaya de 8 horas en promedio, así como seguir un buen régimen alimenticio para que durante el entrenamiento se puedan aprovechar todas las capacidades.

Por supuesto, la planificación del entrenamiento es el eje fundamental aquí. Distribuir adecuadamente a lo largo de la semana los kilometrajes, la intensidad y los métodos ayudarán a romper esa conclusión del estudio en Francia.