<
>

Si hace running, pero no adelgaza, estas pueden ser las razones…

Muchas personas practican el running porque quieren bajar de peso. Sin embargo, el solo hecho de correr no es suficiente. Hay más factores en juego para lograr este importante objetivo.

Los inconvenientes vienen cuando hay una gran exigencia al correr a primera hora del día, sin haber ingerido algún alimento.

Resulta que el cuerpo lo primero que hace cuando se está ejercitando, es recurrir a depósitos de carbohidratos almacenados en forma de glucógeno. Luego sí se pasa a las grasas. Cuando lo hace usted ya está cansado y el ritmo de su entrenamiento disminuye considerablemente. Consecuencia: No se han quemado las calorías que necesita.

Si le gusta correr en las mañanas, entonces trate de consumir algún alimento que le deje por lo menos entre unas 100 y 200 calorías antes de salir a correr.

Por otra parte, cuando ha terminado hay que alimentarse. Pero no vaya a saciarse con lo primero que encuentre en la nevera o se le antoje en la tienda. Hay que medir muy buen alimentos saludables, en pequeñas porciones y con valor inferior a las 200 calorías.

Otro error muy frecuente entre los corredores es omitir las calorías provenientes de los líquidos. Estas, como las sólidas, engordan por igual. Entonces si usted es de los abonados recurrentes al consumo de café, refrescos y todo tipo de bebidas con buen nivel de azúcar, está cometiendo un error.

La bebida más vetada es el alcohol. Si hace running, pero en sus días de descanso le gusta tomarse algunos tragos, tenga cuidado porque el alcohol, además de ser nocivo por múltiples factores, tiene una alta carga de calorías.

También te puede interesar…



Etiquetas

,

Siguiente



Internacional