Cuando analizamos en general las rutinas de la mayoría de los corredores podemos notar cómo es casi nula la inclusión de ejercicios de flexibilidad. Pareciera que este fuera un elemento ajeno al running cosa que, por supuesto, es completamente falsa.

Para que seamos corredores completos qué mejor que incluir dentro de nuestras sesiones de entrenamiento algunos ejercicios de estiramienyto o incluso sesiones de pesa, que complementan muy bien nuestra rutina de velocidad y resistencia y aportan otros elementos como la fuerza y la potencia.

La pregunta entonces sería ¿por qué la flexibilidad? Pues bien, la flexibilidad es uno de los puntos que más ventajas le trae a un corredor, por eso la importancia de ejercicios de estiramiento que colaboran a desarrollar la flexibilidad y elasticidad.

Ahora, una de las ventajas que obtenemos con la flexibilidad es la poca posibilidad que tenemos de lesionarnos, ya que los músculos comienzan a estirarse entrando en un estado de mayor oxigenación que colabora con una buena postura global, lo cual nos permite ser más cuidadosos con los movimientos que generalmente se involucran una vez corremos.

Tenemos también como ventaja una recuperación muscular más rápida puesto que los músculos no están recogidos, no tienen tanta presión gracias a su flexibilidad, razón por la cual no duelen al otro día de una sesión de entrenamiento o si llegasen a doler, sería tan solo por un par de horas.

Además de estas dos ventajas se nos une una más y es la longitud y la frecuencia de la zancada. Con unos músculos más flexibles, la zancada puede hacerse más amplia, lo cual podría implicar a su vez más rapidez, más frecuencia en la zancada, por ende una reducción en marca.

Con este panorama, comience a incluir ejercicios de flexibilidad en sus rutinas y no olvide estirar al finalizar.

También te puede interesar…

https://futbolete.com/corre-co/mantener-masa-muscular-batido-banano