Lo que comes antes, durante y después del ejercicio puede hacer o interrumpir un entrenamiento e incluso afectar a tus resultados. Así que, según los expertos, antes del ejercicio lo mejor son los carbohidratos y es mejor dejar las proteínas para después.

Es importante tomar entre uno y cuatro gramos de carbohidratos por cada 10 kilos de peso si planeas hacer ejercicio durante más de una hora. Para ponerlo en perspectiva, un plátano normal tiene unos 27 gramos de carbohidratos. Diversos estudios a lo largo de los años han concluido que los carbohidratos pueden mejorar el rendimiento en ejercicios de resistencia.

Puede leer: 8 consejos de fuerza y nutrición para los runners de hoy.

Lo más importante cuando se hace ejercicio es la hidratación. Además, si tu ejercicio dura 45 minutos o menos, los líquidos probablemente sean lo único que necesites. Después del deporte llega el momento de las proteínas. Productos lácteos, huevos, carnes y aves, entre otros.

Después de entrenamientos más livianos, tome una comida bien equilibrada, que incluya proteínas de alta calidad y carbohidratos, dentro de las dos o tres horas posteriores al final del ejercicio y tome suficientes líquidos para reemplazar lo perdido.

Es muy importante tener en cuenta como se debe manejar el hábito alimenticio cuando practicamos deportes. El éxito de tu físico, se basa totalmente en tu manera de comer.