Brasil despide a Venezuela de la Copa América

Con dramatismo, Brasil venció por 2 a 1 a una Venezuela que vendió cara su derrota y quedó eliminada de la Copa América de Chile. Goles de Thiago Silva y Firmino terminaron la ilusión del onceno ‘Patriota’.

Brasil no cuenta más con el talento y la magia de Neymar, pero ante esa adversidad encontró ante Venezuela un fútbol con mayor matices colectivos. Las incursiones de Robinho y Coutinho en el once inicial de Dunga ajustaron piezas en la parte ofensiva de la ‘Verdeamarelha’, que suplieron la falta del desequilibrio individual del atacante del Barcelona.

Venezuela fue un equipo valiente que entendió que a la Brasil de Dunga le han pesado las carencias defensivas y en ese contexto gestó acciones ofensivas sin demasiado peso en la portería defendida por Jefferson, de la mano de la creatividad de jugadores como Alejandro Guerra y Juan Arango.

No obstante, la disposición arrojada de Venezuela en el comienzo, Brasil puso en orden rápidamente las cosas en su sitio. A la altura del minuto 8, un tiro de esquina levantado por Robinho encontró la llegada de Thiago Silva, quien en pleno punto penal remató de primera para vencer al arquero Alain Baroja.

Con el resultado en su favor, Brasil tomó tranquilidad para desplegar su fútbol: la conexión entre Robinho y Coutinho se hizo importante en la zona creativa y Firmino se unió al juego corto que quiso proponer el equipo de Dunga en el último cuarto del campo. La inclusión de Dani Alves por la zona derecha al ataque también dio un alivio constante para encontrar claridad a la hora de encontrar los caminos al área de Venezuela.

De todas formas, la Selección ‘Patriota’ no se quedó en la contemplación de una Brasil que ya mandaba en el partido, sino que reaccionó y por momentos se apoderó de la pelota en búsqueda de un empate que la habría clasificado como una de los mejores terceros a los Cuartos de Final de la Copa.

El conjunto brasileño, entre tanto, generó peligro cada vez que quiso lanzarse al ataque con Robinho como eje. El jugador del Santos incluso pudo haber marcado el segundo gol del partido luego de una descolgada de Dani Alves, quien tocó hacia el sector de la media y llegó la ejecución del delantero, que de primera intención quiso sorprender al arquero venezolano. El balón se fue apenas por encima del horizontal.

Brasil pudo haber ampliado el marcador en el primer tiempo: Coutinho tuvo en sus pies una opción de gol luego de un rebote generado después de un tiro de esquina.

En la segunda etapa, Venezuela, consciente de sus limitaciones ofensivas, se lanzó en búsqueda de una anotación que la salvara de la eliminación. El empate iba a basta para la clasificación. Pese a los intentos desde todos los sectores, Salomón Rondón fue bien referenciado y nunca pudo hallar oportunidades diáfanas de gol.

Brasil quiso jugar con la urgencia de Venezuela y lo dejó ganar terreno para aprovechar en el contraataque la capacidad de desequilibrio individual. La apuesta, aunque riesgosa, dio como consecuencia el golpe de Knock out cuando apenas corrían cinco minutos del segundo tiempo,

William desbordó por el lateral izquierdo y lanzó un centro perfecto con tres dedos que encontró la definición de Firmino.

Venezuela se enfrentó contra sus liviandad en la parte ofensiva y llegar al arco de Brasil costó una inmensidad. No por convicción o por intención, sino porque ni el fútbol colectivo ni las individualidades bastaron para lastimar con lo justo al equipo de Dunga.

Así y todo, el onceno ‘Vinotinto’ encontró premio a su esfuerzo a cuatro minutos del final, cuando Nicolás Fedor pescó un rebote en el área, luego de un cobro de Juan Arango -que se estrelló en el vertical- para descontar y darle un tinte de dramatismo al partido. Venezuela recobró vida sobre el final.

Sin embargo, el tanto de la selección ‘Patriota’ se dio demasiado tarde y el tiempo no alcanzó para que llegara al empate. La ilusión venezolana en la Copa América de 2015 se desvaneció.