Hace 14 años, el técnico Eduardo Lara logró consolidar un proceso juvenil en la categoría Sub-20 muy exitoso. En la última década, la mayoría de ellos se convirtieron en el pilar de la Selección Colombia de mayores. ¡Qué años!

Sin el ánimo de comparar, pero hace muchos años que no disfrutamos con una categoría Sub-20 de la Selección Colombia. Desde el 2005 no hemos podido ilusionarnos con una camada de futbolistas que nos hagan soñar con un futuro dorado para el fútbol de nuestro país.

En aquella época, empezaban a quedar en el imaginario de la gente nombres como Radamel Falcao, Abel Aguilar, Freddy Guarín, Camilo Zuñiga, Cristian Zapata, Hugo Rodallega, entre otros. Fueron la penúltima generación en ganar un Sudamericano Sub-20 organizado por la Conmebol.

Después de ellos llegaron otros procesos que enamoraron más por las individualidades que por otras cosas. En esas categorías vimos el creciente talento de James Rodríguez, Juanfer Quintero, Miguel Ángel Borja, Víctor Ibarbo, Santiago Arias o Rafael Santos Borré.

Sin embargo, ese proceso de 2005 es el que más recuerdos y páginas ha dejado para la historia del fútbol colombiano. Un etapa que años después fue conducida por José Néstor Pékerman. El argentino solo tuvo que reunirla una vez más y sacar el máximo provecho de todos los años de experiencia que tomaron algunos de ellos.

El resto es historia: volvimos a un Mundial, brillamos en las eliminatorias Conmebol, soñamos con volver a ganar una Copa América…

También te puede interesar…