¿Qué debes saber para hacer apuestas de fútbol?

Al igual que ocurre para visionarlo o jugarlo, el fútbol también es el deporte rey para apostarlo. Como seguramente ya sepas, en Colombia, siempre que seas mayor de edad, puedes hacer apuestas en fútbol, tanto en un establecimiento físico como en una página web, con la única condición de que dicho lugar tenga licencia de Coljuegos.

Apostar es muy sencillo. Simplemente creas tu cuenta, haces una recarga de dinero y eliges el juego y equipo por el que quieres apostar. Si ganas, tu dinero se multiplicará por la cuota y podrás retirarlo de la cuenta de apuestas para hacer con él lo que quieras.

Sin embargo, aunque el proceso en sí sea sencillo, hay varias cosas en el mundo de las apuestas en fútbol que no son tan intuitivas como parecen. Afortunadamente para las mentes inquietas, hay portales especializados en apuestas y concretamente en apuestas en fútbol como bettingguide.com que dan consejos sobre cómo apostar. Aquí, te resumimos las claves más importantes.

No es lo mismo una casa que otra

Muchos usuarios solo escogen su casa de apuestas en función del bono de bienvenida, pero cuando se apuesta en el largo plazo hay otros factores más importantes.

Por ejemplo, las cuotas. Una pequeña diferencia en las cuotas puede suponer una gran diferencia en el largo plazo. Supongamos que una casa te paga 1.80 por una apuesta de $5.000 pesos y que se aciertan tres apuestas seguidas con esas cuotas: 1.80×5.000 = 9.000 x1.80 = 16.200 x1.80= $29.160. ¡No está mal! ¿Y qué pasa si las cuotas son de 1.85 en vez de 1.80?: 1.85×5.000=9.250 x1.85=17.112,5 x1.85= $31.658,13. Es decir, esos cinco céntimos de diferencia en solo tres apuestas, en el ejemplo, suponen un 8,57% más de beneficios.

Jugar en casa no quiere decir ganar

En la Primera A de Colombia, solo aproximadamente el 47% de los juegos terminan con victoria local. Sin embargo, los usuarios tienden a apostar por los locales, especialmente cuando son ligeramente favoritos, lo que hace que las casas bajen sus cuotas un poco más de lo debido.

Esto no quiere decir que debas apostar por los visitantes o el empate si no lo ves claro, pero sí que además de pensar en qué equipo es favorito para ganar, debes pensar si vale la pena hacer la apuesta considerando el valor de las cuotas que te ofrecen. Una cuota de 1.70 por los locales en un partido igualado, seguramente no valga la pena.

Las apuestas totales no se deciden con las medias

Muchos jugadores ven que un equipo tiene una media de goles anotados mayor que dos y apuestan por el total de goles más 2,5 sin pensárselo dos veces asumiendo que el otro equipo también marcará. Sin embargo, lo importante no es la media, sino el número de veces que se supera el límite de goles establecido en la apuesta. Si tres juegos terminan con 1 gol, 1 gol y 6 goles respectivamente, la media de goles será 2,66 por partido y sin embargo, dos de cada tres juegos (un 66%) han terminado con menos de 2,5 goles.

A veces ocurren sorpresas

En ocasiones, hay un equipo muy favorito y su victoria solo se paga a 1.05 o 1.10. Para que unas cuotas de 1.10 sean rentables, necesitas que el equipo gane aproximadamente el 91% de sus juegos. Sin embargo, en una competencia cada equipo suele jugar unos 20-30 juegos y perder algún partido y empatar alguno más. Esto quiere decir que, en general, esas cuotas tan bajas no suelen valer la pena (aunque siempre hay excepciones).

Apostar es solo un entretenimiento y no debe considerarse una forma de ganarse la vida. Juega con responsabilidad y solo si tienes más de 18 años.

Artículos recientes

Artículos relacionados