Por haber firmado un contrato de patrocinio con una casa de apuestas colombiana, Yerry Mina corre el riesgo de ser sancionado en el fútbol inglés.

La advertencia fue hecha por parte de Esteban Rahal, consultor en comunicación y sostenibilidad, en una columna de opinión publicada en el diario la República. Asegura que este tipo de prácticas, que consisten en ser imagen de casas de apuestas, no está permitida en el fútbol inglés.

Cataloga como “mala decisión” por parte de Yerry y quienes lo asesoran, el haber aceptado ser la imagen de una casa de apuestas colombiana, que opera hace poco más de un mes. “Ignoró por completo que dicha práctica está prohibida y es penalizada por The Football Association (FA)”.

Justifica su apreciación en lo que el reglamento dice acerca de este tipo de conductas: “No está permitido, al actuar a título personal, publicitar o promover cualquier actividad de apuestas relacionadas con el fútbol”. Ojo porque según Rahal, se trata de una norma que cobija a jugadores registrados en el fútbol de ese país y que acepten serlo con contactos o empresas de apuestas en todo el mundo.

Las consecuencias son graves. Desde multas y en instancias muy graves, algo que de cualquier forma es poco probable en Yerry Mina, cuesta ser vetado de por vida en el fútbol inglés.

“Difícilmente a Yerry le imputarían amaño de partidos, traspaso de información privilegiada o apuestas por interpuesta persona, pero esta pifia digna de la ambición y mala asesoría podría costarle más problemas de los que ha afrontado en su corto y no tan buen periplo europeo”, dice Rahal.

También hay ejemplos, de los cuales uno es puntual y muy relacionado con el caso de Yerry Mina. Sucedió con el delantero sueco Zlatan Ibrahimovic, quien canceló un evento de lanzamiento de casa de apuestas hasta que dejó de ser jugador de la Premier League.