El gobierno australiano le canceló la visa a Novak Djokovic, pero ¿Y ahora qué?

Esta historia ya está siendo ridícula y extremadamente larga, más allá de los intentos por que Novak Djokovic juegue el Australian Open, su imágen ya se ha visto fracturada, y los gobiernos, tanto el australiano como el serbio, no han ayudado en nada. En este nuevo capítulo de la novela “Nole”, descubriremos qué sucederá con el tenista número uno del mundo.

+ Pronóstico Cavaliers vs Spurs | Análisis, cuotas, apuesta

+ Pronóstico Mavericks vs Grizzlies | Análisis, cuotas, apuesta

Las normas y reglas de un país, en medio de un contexto confuso y difícil de tratar, deben ser lo más claras posibles, y, en la medida de lo posible, demostrar ecuanimidad desde el vamos, así, y más allá de las propias relaciones entre los países, todo este bochornoso incidente se pudo evitar anulando el ingreso, en el inicio de la historia, de Nole al país oceánico, pero lejos de todo lo racional, esta historia se transformó en una lucha de poderes, no solo de los gobiernos, sino de las federaciones de tenis y del mismo Nole, que tiene su credibilidad en la cuerda floja.

Ahora, con el último anuncio del gobierno local que declaraba la suspensión de la visa a Djokovic, todo suponía, (para las personas terrenales), que inevitablemente se tendría que marchar, pero lejos de ello, la sanción oficial será con el primer Grand Slam de la temporada en disputa ¡Se la intentan medir a ver quien la tiene más larga!

INCENDIO EN SERBIO 

Si en Australia llueve, en Serbia cae un aguacero. Cuando los serbios conocieron el fallo de la anulación de la visa a su máximo referente en el extrangero, no pasaron 5 minutos y los diarios explotaron: “¡Vergüenza! ¡El Estado pide la detención y el retorno de Djokovic al hotel del horror!” es uno de los titulares con los que la prensa serbia ha reaccionado al anuncio.

El portal Blic indica que “El serbio estará detenido hasta la cita de mañana” y el Kurur que “El abogado de Alex Hawke (el ministro de inmigración) pide la detención para Djokovic”.

Y aunque representan a su país, y llevan al mundo el orgullo de una nación, caminando en ocasiones con corona puesta (y merecidamente por su talento y sacrificio, algo que aún nosotros no hemos conseguido), lo cierto es que hay declaraciones desafortunadas, totalmente fuera de lugar, “prisión, secuestro”, solo hacen incendiar más un tema, en el que se solucionaría si Nole sale del país ¿Tanto cuesta agachar la cabeza? 

Nikola Pilic, antiguo entrenador del deportista, acusó a las autoridades australianas de intentar menospreciar al tenista número uno del mundo, en declaraciones a la agencia Tanjung.

Todos conocían las políticas anti-covid de Australia, y su difícil acceso sin vacunas, y si a eso le sumas las mentiras de Nole, el procedimiento de los mismos gobiernos, todo empobrece más este caso.

Novak Djokovic, en su esencia, es un ser humano, como usted o como yo, que hace cosas extraordinarias, que vuelvo a repetir, ni usted ni yo hemos hecho, aún, pero su caso es de fantochería pura, de orgullo extremo, de inconsciencia permanente, pero, también tenemos la responsabilidad de decir que, como persona, se equivoca, y entrar a juzgar su situación desde la frialdad de un teclado es una soberbia aún mayor.

Lo claro está que hay reglas, que todos debemos cumplir, y más si somos visitantes de otro país, así seamos reyes o vasallos de tierras lejanas.

Artículos recientes

Artículos relacionados