Se trató del juego amistoso válido como homenaje al centenario cumplido por el elenco local y al que fue invitado América de manera especial. Fue el equipo sub-20 y se trajo la Copa al empatar sin goles.

Los compromisos en los que está sumido el cuadro profesional de América no resisten distracciones. Así lo dio a entender el cuerpo técnico encabezado por Hernán Torres desde el mismo momento en que llegó. Por eso solo se aceptó el amistoso ante River y este, por compromiso, se asumió aunque no con el mejor equipo.

A Chile fue un elenco sub-20 que ni siquiera contó con el cuerpo técnico principal. El que dirigió a América esta vez fue Jhon Freddy Tierradentro, el entrenador del equipo sub-20 y que eligió asumir el partido con:

Nicolás Vidal; Bryam Caicedo, Bairon Moreno, Yossier Sanclemente, Jesús Varona; Diego Basto, Stiven Tapiero, Fraki Montaño (Erick Montaño), Cristian Lasso; Óscar Correa (Juan Quintero) y Yerson Gutiérrez (Juan Mesa).

Ese elenco americano supo aguantar el cruce ante el elenco principal de Ñublense al que pudo ganarle de no ser por haber errado un penalti en el último cuarto de hora a través de Yerson Gutiérrez. No se ganó pero América se quedó con la Copa por ser el visitante. ¡Felicitaciones, muchachos!