Crea una tienda virtual gratis en WooTiendas

9 agosto 2017 - Por: Jeison

Tristeza albiazul


El marco de público en el estadio El Campín fue la mejor versión “retro” de lo que pasaba en el equipo hace 14 años, cuando Millonarios era un equipo con serios problemas administrativos y un plantel tan débil, que llegó a estar comprometido con el descenso.

Escaso público en las graderías, menos apoyo y más protestas. La gente está molesta. No quiere ver a Millos en una situación así, cediendo tantos puntos en casa. El equipo siempre deja un amargo sabor y es impotente al momento de mostrar que como local tiene la oportunidad de ganar.

La casa ya no se respeta. Volvió a ser “el equipo de los 5 mil de siempre”, como decían los narradores deportivos en aquella época oscura en la historia de Millonarios, cuando el promedio de asistencia era ese.

Millonarios este semestre solo ha ganado un juego en Bogotá, contra dos empates y dos derrotas, contando partidos de Copa y Liga. El último 0 – 0 tiene detalles derrotistas por haberse dado contra un Junior de emergentes y que estuvo más cerca de irse ganador, de no ser por la oportunidad despilfarrada por Aguirre.

¿Qué sigue? Recomponer en Liga, con la visita a Techo el sábado entrante frente a La Equidad y luego la decepción de recibir a Jaguares a puerta cerrada por la sanción de Dimayor, debido al mal comportamientos de los hinchas en lateral sur el pasado domingo.

También te puede interesar…














Deje un comentario a continuación



Click aquí para ver más noticias

visitor stats