8 abril 2017 - Por: feligaitan

Una noche en deuda de Duvier Riascos


Vizzor Image / Luis Ramírez

Impreciso y precipitado, Duvier Riascos tuvo, quizás, su presentación más endeble de los ya ocho partidos que suma en Millonarios. Completa dos goles, pero no pudo cumplir anhelo de anotarle a Nacional.

Riascos tuvo dos opciones de marcar. La primera en la etapa inicial, luego de un pase largo de Hárold Santiago Mosquera. El vallecaucano se lanzó en velocidad y ganó a la espalda de Alexis Henríquez. Sin embargo, impactó de primera y su remate fue defectuoso, lanzó la pelota a la tribuna .

La segunda fue ya en el segundo tiempo. Quizás la más clara. Un desborde de Deiver Machado (la figura de Millonarios ante Nacional) terminó en un centro rasante preciso para la llegada de Riascos, que quedó de frenta a Armani. Duvier remató de primera y volvió a fallar. Otra vez con un remate desviado.

El jugador vallecaucano, por primera vez, dejó una sensación de deuda pendiente por su rendimiento. No sólo por los goles fallados, sino porque tuvo malas decisiones al impulsar ataques y erró en un par de pases.

“Les cerramos espacios, creamos opciones de gol, trabajamos bien el partido.  Lastimosamente, nos cobraron a dos minutos de final una de las oportunidades que tuvieron. En ataque hicimos lo que pudimos, los delanteros no tuvimos ocasiones tan claras. Nos faltó el gol. Insistimos bastante. Intentamos jugar con paredes y crear situaciones. No tuve oportunidades claras, tuve balones que guerreé hasta lo último, siempre trato de hacerlo si no tengo chances”, expresó el delantero de 30 años luego de la caída ante Nacional.



Anuncio



Y es que Riascos, así como Del Valle, son víctimas de un Millonarios monocromático, que sólo sabe atacar por las bandas y se ve reducido a centros constantes. Por eso los dos jugadores se extravían y, como ante Nacional, pierden influencia en el juego. Ello los fuerza a rebuscar los balones y sus oportunidades a tumbos.

Sobre el rendimiento del delantero recaen muchas esperanzas. La expectativa por todo lo que rodeó su llegada se mantiene, pero en un duelo como ante Nacional se esperaba que apareciera todo su bagaje y jerarquía. No es algo para dramatizar. Sólo fue una noche en deuda.

Podría interesarte…

“Nos faltó serenidad”: Pedro Franco








Deje un comentario a continuación



Click aquí para ver más noticias