16 marzo 2017 - Por: feligaitan

Un día de conmemoración…


Vizzor Image / Luis Ramírez

Son tantos y tantos relatos que sobrevienen a la mente y al pecho de batallas y derrotas, de felicidades eternas y frustraciones prolongadas. Pero nunca se verá algo parecido en Colombia, y difícilmente en el mundo. Una hinchada, que a fuerza de amor genuino, dolor ante la posibilidad de la extinción y abnegación, salvara a un club de la desaparición. El 16 de marzo de 2011, la afición dio el primer gran respiro a Millonarios hasta devolverle la vida.

Es un día de conmemoración y carga simbólica para el hincha de Millos. Es el día de celebrarse a sí misma. Porque sólo el amor y compromiso verdadero pudieron lograr que el club se extinguiera después de una época administrativa aciaga, la de Juan Carlos López y Luis Augusto García y la desaparecida Dirección Nacional de Estupefacientes.

Aquel 16 de marzo de hace 6 años, Millonarios urgía de 3 mil nuevos socios para que el Club Deportivo Los Millonarios fuera traspasado a la Sociedad Azul y Blanco, y de esta forma cambiara de dueños. En ese entonces, la institución estaba ad portas de la intervención definitiva de la Superintendencia de Sociedades, pues la quiebra era inevitable y la ley 550 atizaba la extinción.

Cuando más lo necesitó, la hinchada de Millonarios respondió y superó con suficiencia el tope. Había angustia. Llegaba el día crucial y la inscripción de nuevos socios estaba por debajo del umbral. Si ello hubiese terminado así, el club seguiría bajo el mando de sus antiguos dueños y el riesgo acuciante de liquidación. Ese día, el 16 de marzo, de 2011, la afición puso su cuota de salvación y se alcanzaron 5.072 nuevos socios para darle legitimidad a la constitución de Azul y Blanco S.A. El 20 de abril de ese año nació Millonarios Fútbol Club.

Aquel miércoles pasó a la historia como el día en que la hinchada salvó a Millonarios, que ha sufrido y estado como pocas respaldando cada proceso vital del club. Lo ha hecho porque el arraigo y la pasión son incomensurables, y porque esos colores impregnados en el alma son la fuerza motora de millones de personas alrededor del país.

Después de ello, Millonarios ha seguido atravesando procesos financieros y administrativos complejos, pugnas políticas en las comisiones directivas y pérdidas económicas bajo el dominio de Amber Capital. Por eso, buena parte de la afición reclama y rechaza las gestiones de Enrique Camacho y Gustavo Serpa, como estimulados por el temor de que el club vuelva a verse en riesgo en medio de intereses personales.

Pero aún así este presente parece todavía muy lejano a aquel que tuvo a Millonarios al límite de su existencia. Mientras no haya títulos ni logros deportivos habrá escepticismo. Y la mejor forma de que el club conmemore la fuerza de su afición es devolviéndole las alegrías constantes de antaño. Al final, quien realmente sufre los tiempos de crisis es el hincha, que aún golpeado sigue ahí. Lo hace por convicción, por amor, por herencia.

Hoy es el día para conmemorar ese esfuerzo, a menos de una semana para una nueva Asamblea Ordinaria. Las plataformas sociales se han inundado con celebración y el hashtag:Feliz Día del Hincha de Millonarios. Cada 16 de marzo es una fecha especial. El pretexto ideal para recordar a la hinchada que toda junta y unida, a pesar de las diferencias, es insuperable.

Feliz Día del Hincha de Millonarios




Deje un comentario a continuación



Click aquí para ver más noticias