17 abril 2017 - Por: feligaitan

“Tengo la esperanza de llegar a lo más alto en Millonarios”: Russo


Las críticas empiezan a ser crecientes en torno a la figura de Miguel Ángel Russo. Aprobado y celebrado en principio, el argentino ha sido apuntado como responsable de la serie de derrotas en línea de Millonarios, que hoy lo tienen fuera de los ocho.

Russo reconoce que el equipo pasa por un mal momento. Lo asume como parte de un proceso que apenas tiene cuatro meses de trabajo. Sin embargo, el bonaerense sostiene que ve el futuro de manera promisoria. Habló de la ausencia de ideas en el mediocampo, de su fútbol vertical, de jugadores como Alexis Zapata, Kouffati y Arango, y del rendimiento fuera de casa. En el programa La Jugada de RCN Radioel argentino expresó su beneplácito de estar en Millonarios.

Una serie de derrotas preocupante

“En esta profesión, que la disfruto mucho y le doy un valor importante, entiendo que las preocupaciones existen. Sé dónde estoy parado. Sé lo que busco, lo que quiero y lo que tengo. Preocupaciones siempre va a haber porque esto es fútbol, es dinámico, siempre te suceden cosas. No hay nada lineal,  ni nada formal”.

“Me hago cargo del momento”

“Yo soy sincero. Siempre el responsable es el entrenador y eso lo tengo bien claro porque es la profesión que abracé, la que quiero y la que amo. De todo lo que sucede alrededor de Millonarios directamente me hago cargo. Yo digo que tenemos un plantel con buenos jugadores. Unos que se van acomodando, otros que van apareciendo. En algún momento unos bajan el nivel. No somo un equipo que tenga un líder generador futbolístico madre. Lo sabíamos desde el principio, nos costó. Los jugadores que yo quería traer no pudieron venir por un tema económico y de circunstancias. Otros porque la edad no daba y entiendo la política y ese tipo de cosas”.

La convicción del fútbol de vértigo

“Somos un equipo vertical. Esa es la forma y la manera. Buscamos cuando tenemos buenas producciones por las bandas o cuando terminamos bien las jugadas. Nos cuesta de otra manera. Ahora tenemos un desnivel y hay que buscar los niveles otra vez. Sin ninguna duda lo vamos a encontrar”.

La condición de Kouffati

“A Kouffati nos cuesta acomodarlo en la dinámica de fútbol que tenemos. Ha tenido una seguidilla de lesiones que han provocado que no esté al cien por ciento. Busquemos que alcance su mejor nivel y que esté para hacer un fútbol competitivo. Ya se va a acomodar a lo que nosotros buscamos y pretendemos. Es uno de los más indicados para tener juego interior. Tenemos jugadores como Mackalister, que arrancó, tuvo una lesión. Le ha costado otra vez ponerse en el ritmo. Hay temas como la experiencia de Silva que están ahí y en algún momento la vamos a necesitar”.

¿Qué pasa con Arango y Zapata?

“Son muy jóvenes. Millonarios es un equipo grande y es así, siempre me ha tocado dirigir estos clubes. Hay un proceso de adaptación, que no es simple. Ser jugador de Millonarios no es fácil con todo lo que significa, con todo lo que cuesta, hay que rendir permanentemente, hay que superarse. El rival te quiere ganar, es el partido del año y es normal. Uno tiene que ser más que ese tipo de cosas. Y cuando no se tiene ese tipo de experiencia hay que acompañarlos. Seguramente, porque son buenos jugadores, lo van a asimilar y se van acomodar a todo esto. El tiempo con ellos es de adaptación. A lo mejor terminan explotando muy bien. Es mucha más la competencia y hay un pelea sana por el puesto que es permanente, es día a día. Los clubes grandes no te dan chance de relajarte”.



Anuncio



El déficit fuera de casa

“Sacando el partido del sábado, nosotros arrastramos presentaciones muy negativas (Rionegro, Jaguares y Alianza) en el plano futbolístico. El otro día (sábado) se dio otra cosa. No tuvimos la suerte de hacer gol y manejarlo de otra manera. Y también de visitantes no hacen goles terminando el primer tiempo o comenzando el segundo. No busco excusas. Sé cuál es la realidad y me hago cargo. Son cosas que tenemos que saber y mejorar”.

“Me gustó el partido en Pasto”

“Yo respeto la opinión de cada uno. Me gustó el partido en Pasto, porque el equipo fue intenso y salió a buscar. Los primeros 15 ó 20 minutos los manejó. Atacó por las bandas y generó situaciones de gol. El rival también juega y lo hace muy bien. Hay cosas de mi equipo que creo que fueron muy buenas. Alguno dirá lo contrario y lo respeto. Si me das elegir un partido de visitante, elijo este y el del Paranaense”.

La dificultad de encontrar el ’10’

“Hay que aprender a saber tener mejor lectura de los partidos. Saber en qué momento acelerar y cuándo no. Aun cuando ganábamos yo decía que estamos en proceso de formación y estábamos bastante bien para el tiempo que llevaba yo. Pensé que iba a ser más difícil todavía. El ideal del fútbol es que se maneje la pausa y la aceleración. En este continente tenemos pocos jugadores para la pausa, están en otro lado. Y encontrar ese equilibrio cuesta un tiempo. Cada vez son menos esos futbolistas. Yo digo que talento hay mucho pero de otras maneras. Todos los entrenadores buscamos el jugador que ponga la pausa, el ritmo, te ponga un pase de 40 ó 50 metros o que te dé un pase con ventaja. Como Riquelme es difícil encontrar otro. Hay que buscarlo y hacer que se adapte al fútbol de hoy”.

¿Autocrítica?

“Siempre tengo esperanzas de llegar hasta lo más alto, nunca lo descarto. Yo confío en este grupo. Nos toca está adversidad y estamos luchando para que no se haga más fuerte. Yo soy el que más autocrítica tiene, porque este es un juego y tiene errores y virtudes. Me vivo equivocando y así voy aprendiendo. Si tenemos autocrítica como base de la actuación de nuestro grupo y la desarrollamos, estamos dentro del camino indicado. Lo tenemos que trasladar a la cancha, que es lo más importante”.

¿Refuerzos y divisiones menores?: se piensa en el futuro de Millonarios

“Con el cuerpo técnico y los dirigentes nos reunimos permanentemente para hablar del futuro. Estoy muy contento con la cercanía que tenemos con los juveniles, a algunos los estamos trabajando intensamente para que crezcan alrededor nuestro. Estamos abocados en trabajar en ese objetivo porque es el futuro del club. Vamos pensando en lo que vamos a hacer. Tenemos reuniones cada 15 ó 20 días. Y hablamos del futuro y del presente, que es lo que más nos importa. Es un club grande y sé lo que es Millonarios, uno sale a otra ciudad y se da cuenta de lo grande que es. He rechazado otras posibilidades porque me siento cómodo en este lugar. Soy el primero en aceptar que esta etapa es mala, para mí el futuro es muy promisorio. Lo que hemos hecho en tan poco tiempo supera mis expectativas, bienvenido sea. Pero tenemos que seguir mejorando”.

Cortesía de entrevista: En la Jugada de RCN (Escuche la entrevista completa aquí)








Deje un comentario a continuación



Click aquí para ver más noticias