7 abril 2017 - Por: feligaitan

Millos naufraga en ansiedades ante Nacional


Vizzor Image / Felipe Caicedo

Una noche que parecía promisoria por el despliegue inicial acabó con una derrota sobre la hora ante Nacional. Millonarios hizo el desgaste físico, pero Nacional fue práctico y sentenció el duelo con un tanto de Aldo Ramírez en el epílogo del clásico. El ‘Embajador’ falló en momentos claves opciones claras, surfió en asiedad y el rival no perdonó.

El Millonarios de Russo fue una invitación a la lucha en el primer tiempo. Esa predisposición emocional suele hacer que se imponga aun frente a un rival como Nacional. El cuadro antioqueño se vio reducido por la voracidad del ‘Embajador’ para custodiar la pelota y se hizo un partido estropleado, lleno de faltas y poca lucidez.

Fue un choque de estilos evidente: la verticalidad de Millonarios ante la paciencia y posesión que intenta Nacional. Allí el ‘Embajador’ se impuso en el primer tiempo desconectando los circuitos de juego rivales e hizo un desgaste inconmensurable en presión y despliegue táctico.

La fórmula fue la de siempre, la que más dinámica le ofrece al equipo de Russo en El Campín. La sociedad Quiñónes y Machado por zona izquierda activó las mejores opciones de Millonarios. Hárold Santiago Mosquera tuvo en sus pies dos oportunidades claras. Falló la serenidad. Faltó mantener en cordura las pulsaciones para no errar esas ocasiones que debieron terminar en gol. Riascos, sobre el primer cuarto, también marró un disparo tras un pase del mismo Mosquera.

Nacional, en cambio, se vio doblegado por el juego físico del ‘Embajador’ en el primer tiempo. Pero Millonarios no castigó su prevalencia en el primer tiempo y sufrió en el segundo en sus propio nerviosismo.

Millonarios le dio vida a Nacional

Si Millonarios impuso su juego de vértigo en el capítulo inicial, Nacional tomó mayor protagonismo con la pelota en el segundo tiempo. El ‘Embajador’ dejó adelantarse al conjunto antioqueño y concedió oportunidades que estuvieron ad portas de pesar en el marcador. Matheus Uribe falló de frente al arco y Dayro Moreno pifió luego de asistencia de Macnelly Torres. La más clara: un disparo en el horizontal de Jhon Edison Mosquera.



Anuncio



El equipo de Russo no pudo desplegar sus alas en la etapa final y tuvo que renovarlas. Ingresaron Maximiliano Núñez y Cristian Arango. Sin embargo, el ‘Embajador’ sufrió la desconexión de sus atacantes. Riascos volvió a perder una oportunidad tras acción de Machado. En síntesis, no hubo certezas a la hora de la definición. Y Ayron del Valle, aislado sin fútbol, ni participación. Los cambios se atisbaron tardíos y sin impacto real en el juego.

Cuando el empate parecía consumado, Aldo Leao Ramírez apareció en el área ante la pasividad en la zona de marca de Millonarios. Con un remate cruzado castigó a un equipo que se vino abajo, le dio vida a un rival sin excesos y terminó una noche de confusión para el ‘Embajador’ en El Campín











Deje un comentario a continuación



Click aquí para ver más noticias