2 abril 2017 - Por: feligaitan

Un nuevo paso en falso


Vizzor Image / José David Martínez

Déjà vu. Este capítulo ya lo leímos. Sí.  Sucedió casi de manera exacta en el Jaraguay de Montería. Esta vez, Millonarios permitió de nuevo un golazo de larga distancia de Freddy Florez cuando restaban segundos para el final del primer tiempo y allí se desajustó. En aquel entonces fue César Carrillo el verdugo. Después, también a minutos del epílogo, Alianza sentenció su victoria. El ‘Embajador’ consumó otra derrota fuera de casa en una plaza desgastante.

¿Cómo explicar que Millonarios dominó a Alianza Petrolera cuando el resultado es adverso? De arranque, Russo apostó por el mismo equipo que empató en el Metropolitano. Una mitad del campo copada permitió al ‘Embajador’ mantener la posesión del balón. Pero ese libreto volvió a dejar una carencia que parece un contra sentido. A pesar de la cantidad futbolistas con buen pie, el equipo no generó oportunidades de riesgo en la primera etapa. El juego interior no logró profundidad y Riascos naufragó entre los centrales.

Alianza fue práctico. Supo elegir los momentos para salir al ataque, aunque no llegó a complicar a Ramiro Sánchez. Ello, hasta antes del gol de Florez, que desarticuló a Millonarios. Un golpe anímico justo antes de bajar el telón del primer acto. Y se dio después de que el centro del campo se viera deshabitado para anular el rebote. Ante el disparo, el portero ‘Embajador’ dio un paso en falso que terminó siendo vital para que no llegase a desviar la trayectoria.

Es elocuente que antes de la hora del partido, el equipo de Russo no había forjado una opción clara de gol. El juego interior, aunque halló circuitos de pases, no tuvo impacto en el área. Y Maximilian Núñez falló en cada intento por desequilibrar.

Russo tuvo que reinventar el equipo. Prescindió de Mackalister y Zapata para acudir a sus habituales armas: Mosquera y Quiñones. El vértigo por los extremos. Y después lanzó a la olla del Daniel Villa Zapata a Ayron del Valle, quien contó con las opciones más precisas con remates al arco de media distancia.



Anuncio



Plan fallido

Pareció demasiado tarde. Millonarios se vio precipitado, sin ideas y fallido. El propósito de hallar explosión por las bandas no derribó un escuadrón afirmado de Alianza Petrolera en su estadio. Y en contraste, el equipo local halló un golpe de sentencia a diez minutos del final. César Arias punteó sobre la línea una pelota, luego de una pared entre Edwin Torres y Alex Castro. Cadavid quiso rechazar, pero terminó ayudando al delantero a liquidar el partido.

Fue un esfuerzo estéril. Una reacción inocua, con una temperatura extenuante.Un nuevo paso en falso de Millonarios lejos de casa. El equipo de Russo no hace pie como visitante y encajó su cuarta derrota en el torneo. El plan de intentar gestionar el fútbol fuera de El Campín no parece tener efecto. Lo de este equipo ‘Embajador’ siempre fue el vértigo y la potencia.











Deje un comentario a continuación



Click aquí para ver más noticias