2 noviembre 2017 - Por: Jeison

¿Le faltó ambición a Millos contra Tigres?


Millonarios desperdició una inmejorable oportunidad para asegurarse entre los 8 y quedar segundo en la Reclasificación. Empató 1 – 1 contra Tigres en una discreta presentación, especialmente en el segundo tiempo. Ayron falló penalti y Nicolás Vikonis fue expulsado.

Pálido partido de un Millonarios al que le sucedieron varias cosas adversas, que parecían superadas. Poco a poco se fue diluyendo el equipo hasta ingresar en un territorio de nadie, donde reinó el desespero.

Otro aspecto en el cual se estaba fallando y que esta vez se corrigió fue la demora que tenía Millos para hacer un gol de local. Aquí fue rápido. En 9 minutos y con una jugada que venía precedida de una polémica porque se omitió una clara mano para penalti a favor. Mackálister anotó con un toque muy sutil tras centro de Domínguez.

Millonarios cumplió con la tarea y lo que vino fue un trabajo típico del ADN que adquirió el equipo con Russo. Protegerse atrás, salidas rápidas. Pocos espacios para no dejarse sorprender. Estaba bien hasta que Tigres se fue tomando tanta confianza y empató.

Se terminaba el primer tiempo cuando se sancionó un tiro libre al borde del área. En primera instancia quedó el rebote y esa jugada posterior la aprovechó Diego Gómez, con un buen remate de media distancia. Desde el 6 de agosto no le hacían gol a Vikonis en El Campín.

Necesariamente el equipo tuvo que alterar su plan de juego. Otra vez comenzar “de cero”. Retomar el protagonismo. Ya no podía concederle al contrario la posesión del balón porque este juego no solo representaba asegurarse entre los 8, también estaba la chance de quedar segundo en la Reclasificación al término de esta jornada.

Un partido muy distinto al trámite que tuvo en los primeros 15 minutos. Tigres no permitió que le llegaran con peligro, ni Millonarios tampoco tuvo mejores fórmulas de ataque. En respuesta a lo sucedido, Miguel Russo envió a Riascos y Santiago Mosquera para salir del desespero.

Ni siquiera un penalti fue aprovechado para retomar la ventaja. Ayron del Valle dilapidó el cobro sancionado por una mano en el área, cuando esa era la mejor manera para salir del embrollo. Nio fue la noche del goleador, ni del equipo.

Fue tan crítico el partido en el segundo tiempo, que Nicolás Vikonis se fue expulsado por una falta muy fuerte. Fue el único recurso que le quedó para evitar una peligrosa llegada de gol. Con 10 jugadores, nervios y mucha angustia se terminó el partido. ¡Qué oportunidad desperdició Millos!

Ficha Técnica












Deje un comentario a continuación



Click aquí para ver más noticias

visitor stats