10 junio 2017 - Por: Guillermo Puerto

Carta abierta al profe Torres antes del último intento por llegar a la final


Hernán Torres

Hernán es un hombre ganador por naturaleza. Cayó bien en América. Se juntó con una afición que aprendió a serlo también y le devolvió la alegría. Ad portas de lograr un paso heroico, es momento de darle las gracias.

“Torres, profe Torres…

Llegó un momento definitivo en el que el verdadero hincha escarlata siempre creyó. Más allá del fatídico largo tiempo en la B, se sabía que América volvería por la puerta grande a la Primera División y eso está pasando ahora gracias a usted.

Su llegada trajo consigo otra vez la confianza en América. Muy rápido se empezó a creer nuevamente en que era posible ser protagonista de partidos importantes. Menos de 6 meses en el equipo le bastaron para devolvernos al lugar del que nunca debimos irnos. El ascenso se gestó desde su llegada aquel 29 de abril de 2016.

Ya pasó más de un año de eso. Se festejó el retorno a la A, se conservó la base del equipo en el que usted tanto creyó, que logró esa alegría y que ahora, más allá de la incredulidad de muchos, nos ha puesto a soñar de nuevo. ¡Es un equipo de guerreros que siempre lo dan todo!

Lo dieron quizás sin gustar demasiado. El fútbol varias veces ha quedado en deuda. Usted mismo lo aceptó varias veces al mencionar la falta de chispa en algunos partidos. Sin embargo, sin eso hemos llegado hasta acá. América está dentro de los 4 mejores equipos de la Liga, por encima de rivales históricos como Santa Fe e Independiente Medellín.

Queda un pasito más, es un partido. ¡Es el partido! Con chispa o sin ella, hay que sacarlo adelante. Sería un hermoso semestre. Todo se está dando para eso. ¡Volver a la A, jugar una final y lograrlo dejando en el camino al rival de patio! No se puede pedir más y todo está al alcance de sus manos.

Profe Torres, confiamos en usted y su sabiduría para guiarnos a una nueva final. Para hacerlo hay que ganar en la casa del Cali, lo cual sería más histórico aún. Usted puede. Usted es un hombre de grandes retos. Lo logró con Millonarios y acá ya probó la gloria también. Este es el más importante ahora. Es una final como todas las que ya dirigió con nosotros. Nunca nos ha quedado mal. Hemos avanzado en todo lo que jugamos bajo su mando (Torneo, Copa, Liga, playoffs). Es momento de seguir así. Le confiamos nuestro sueño”.