21 diciembre 2016 - Por: mgalvis

“La gente no confiaba en nosotros, nos daban por muertos”


Foto: VizzorImage / Luis Ramírez

Uno de los baluartes del Santa Fe campeón del 2016-2 fue Sebastián Salazar, quien terminó consolidándose junto a Yeison Gordillo como pareja de marcadores del equipo menos goleado del año. El bogotano habló con Futbolete.com y no dejó de reconocer que el equipo salió campeón pese a no tener el apoyo de muchos de sus seguidores durante parte del campeonato.

El centrocampista habla en particular de la turbulenta primera mitad del certamen, cuando se consiguió la Copa Suruga Bank pero el equipo no alcanzaba a reponerse físicamente y se veía alcanzado para afrontar todos los compromisos que tenía. Santa Fe perdía los clásicos, la Recopa Sudamericana y quedaba fuera de la Copa Sudamericana en la que defendía su título…

“La gente no confiaba en nosotros, nos daban por muertos. La mayoría decía que no íbamos a llegar”, expresó el joven de 21 años que, eso sí, dice lo que dice desde el cariño que le tiene al equipo de sus amores.

“Llevo cinco títulos en el club donde me forjé, el equipo más grande de colombia y del que soy hincha”, recuerda a su vez, no sin dejar de mencionar que “fue el profesor Gustavo Costas el que me permitió debutar en primera”.



Anuncio



En un momento así, es natural que para Sebastián no exista mucho más en su cabeza que el rojo bogotano, asegurando que su presente es Santa Fe y de momento “lo importante es llegar bien a la pretemporada”.

Y es que habiendo cerrado como titular en el equipo campeón, pese a no haber jugado mucho durante el todos contra todos, es sin duda una gran muestra de su buen presente. Según él, la clave para conseguirlo fue brindarle al equipo “ese ritmo de juego, esa intensidad que él (Costas) quería”.

A una edad tan corta, Salazar ya está a solo tres títulos de igualar a Yulián Anchico y Ómar Pérez, los más ganadores en la historia ‘cardenal’ y a quienes él describe como “grandes personas, grandes jugadores y referentes”.

También se acuerda de su excompañero Daniel Torres, a quien asegura que espera sobrepasar con el tiempo. Lo recuerda como “un jugador que se entrenaba muy bien, me daba consejos, siempre me tuvo a su lado”.

“Fue un orgullo compartir cancha con él”, concluye.

Mientras tanto él se dedicará a descansar, en Colombia con sus padres, su familia y su novia, la cantante Marbelle.








Deje un comentario a continuación



Click aquí para ver más noticias