4 mayo 2017 - Por: mgalvis

Destellos de jerarquía no alcanzaron para evitar la derrota ante Santos


Foto: Conmebol Libertadores Bridgestone, en Facebook

En un partido que emparejó dos veces, Independiente Santa Fe no alcanzó a reaccionar a un tercer gol de Santos y complicó su situación en el grupo 2 de la Copa Conmebol Libertadores 2017.

El rojo comenzaba mal el partido, concendiendo de nuevo un gol por un error ridículo apenas a los 4 minutos recorridos, cuando José David Moya y Héctor Urrego se chocaron el ir por un balón sobre una banda y le dejaron el camino libre a un atacante rival que habilitó a Ricardo Oliveira que acompañaba para que anotara el 1-0 tempranero para el local.

Fueron minutos angustiosos los que le siguieron a tan pronta desventaja. El equipo no se hallaba y sufría aturdido por el golpe. Santos alcanzó a aproximarse una vez más pero el peligro fue disolviéndose con el paso de los minutos a punta de alaridos desde la banda de Gustavo Costas.

Además, fue clave la aparición de bastiones como Juan Daniel Roa, que fue el primero en demostrar que al blanco brasileño se le podía hacer daño. El lateral derecho padeció la marca recia de sus rivales pero no se ablandó. Incluso estuvo cerca de empatar definiendo con clase o ganando un penal que no vio el árbitro.

Johan Arango también comenzó a desplegar un rendimiento que solo esporádicamente se le había visto este semestre. El caleño pedía la pelota, buscaba sociedades, jugaba con los tiempos y aprovechaba bondades de sus compañeros como la capacidad de poste de Denis Stracqualursi.

Justamente fue él quien llegó con viveza a capturar un zapatazo de Jonatan Gómez que se estrelló en el palo y que al rebotar quedó boyando en el área para decretar el 1-1 parcial al minuto 33.

Lamentablemente el equipo todavía celebraba cuando, en la misma reanudación, Santos tocó y llegó al borde del área desde donde Vítor Bueno colocó un balón en la raíz del segundo palo; el mismo que parecía que la devolvería pero que hizo rebotar el balón hacia adentro para silenciar la alegría y poner de nuevo arriba al local por 2-1.

Santa Fe esta vez no se dejó disminuir y siguió determinado en no permitirse una derrota de esa forma. El argentino Gómez despertó definitivamente del letargo de los primeros minutos y se echó el equipo al hombro y lo tiró en el área brasileña, allá donde al minuto 40 mandó el balón desde un costado para que Baldomero Perlaza pusiera el 2-2 con un cabezazo finísimo que entró de ‘picabarra’ en el arco de Vanderlei.

Tras una parte inicial con muchas emociones, el complemento fue un poco más recatado y medido. El exjugador de Santa Fe Jonathan Copete ingresó desde la reanudación y poco después lo hizo el exjugador de Junior Vladimir Hernández.

Si bien el primero ingresó como lateral izquierdo, su entrada permitió darle mucho más solvencia al local para impedir tener sorpresas en su propia área. Santa Fe no mantuvo el ritmo y cedió bastante el control de la pelota, confiado en que no sentía una amenaza constante.

Esa confianza le terminó costando cara, pues el equipo no se animó a aprovechar el momento de neutralidad y tampoco desarmó su estructura conservadora, incluso cambiando a ‘Straca’ por Damir Céter; un cambio que antecedió por apenas pocos minutos al tercero del local, marcado por Lucas Veríssimo, que recibió una habilitación de cabeza completamente solo en el centro del área chica para fusilar a Leandro Castellanos a ya menos de 15 para el final.

Ahí si ingresó Anderson Plata por Leyvin Balanta, de regular partido, pero no fue suficiente. En los últimos minutos del partido Gómez estuvo cerca de empatar o al menos conseguir un tiro penal, pero el árbitro volvió a hacer caso omiso de sus reclamos y dejó continuar las acciones.

Dentro de dos semanas se jugará la penúltima jornada en Lima, frente a Sporting Cristal, mientras Santos va a Bolivia a visitar a The Strongest.






Deje un comentario a continuación



Click aquí para ver más noticias