16 marzo 2017 - Por: mgalvis

Santa Fe consiguió la primera victoria colombiana en fase de grupos de la Libertadores


Foto: Conmebol Libertadores Bridgestone, en Facebook

En su debut como local en la Copa Conmebol Libertadores 2017, Santa Fe goleó 3-0 a un Sporting Cristal que brindó un lindo partido.

Gran parte de la victoria la debe a volver un poco a lo que tan buenos resultados le dio en meses pasados: la efectividad a partir de la solidez defensiva. El sobrio equipo peruano comenzó sorprendiendo adueñándose del balón en las primeras de cambio y haciendo ver al local confuso e incluso nervioso en el afán de recuperarlo.

Afortunadamente, una individualidad extraordinaria de Johan Arango calmó los ánimos al minuto 10, cuando colgó un balón de forma magistral en la escuadra más lejana calzando increíblemente con pie derecho para poner el 1-0 a favor.

Aún así, los visitantes no decayeron y siguieron tratando de hacer daño con vehemencia, sabiendo que su propuesta inicial había conseguido perturbar al rival. Incluso tuvo un par de opciones propiciadas por un tránsito demasiado fácil por el centro, y haciendo de Leandro Castellanos uno de los jugadores más destacados.

Hacia la media hora del partido el rojo sufrió la pérdida por lesión de William Tesillo, con lo que quemó su primer cambio muy temprano en el partido.

Pese a que no padecía de un asedio demasiado claro, y despegaba esporádicamente, Arango se diluyó y Denis Stracqualursi lucía desconectado del resto del juego, limitando la labor creativa a los despegues de Anderson Plata.

Por momentos el rojo le otorgaba el control por demasiado tiempo a su rival, que aprovechaba para tocar y avanzar, pero sin la fortuna ni la capacidad para hacer presencia efectiva en el área. Aún así, tiros de media distancia y alguna que otra pelota parada seguía exigiendo a Castellanos.



Anuncio



Esto no impedía que el campeón colombiano se viera tranquilo en el campo, por lo que para la segunda mitad fue más clara todavía la intención de hacer daño por medio de contragolpes. Sebastián Salazar sustituyó a Plata, pero en vez de perder presencia, esto propició que Arango y Gómez cobraran mayor protagonismo al poder soltarse más ya con respaldo en el medio.

Hacia los 77 minutos, un despegue de Gómez terminó en el 2-0 al deshacerse con una pared y a punta de velocidad de la marca, para terminar rematando fortísimo y raso al segundo palo.

El mismo argentino conseguiría en tiempo de reposición el tercer gol por una vía parecida: rematando desde el borde del área un pase desde la banda hacia atrás, que tomó a la defensa retrocediendo y sin poder responder en un espacio demasiado libre.

Los goles cayeron bien en un Santa Fe necesitado de ellos, que se reivindica después de una salida en falso en Bolivia y consigue sus primeros tres puntos.

La próxima jornada será hasta el 19 de abril, cuando Santa Fe recibirá al Santos de Brasil en El Campín de Bogotá mientras Cristal haga lo propio con The Strongest en su feudo.










Deje un comentario a continuación



Click aquí para ver más noticias