19 abril 2017 - Por: mgalvis

Contra Santos, Santa Fe controló otro partido que no pudo ganar


Foto: Getty Images / Gabriel Aponte

Tal como viene siendo la constante este semestre, Independiente Santa Fe controló casi todo el partido frente al Santos de Brasil, pero no contó con la fortuna de otros días para embocar las escasas opciones claras que tuvo y terminó cediendo un empate sin goles.

Los primeros minutos del ‘León’ se resumen en una palabra: imprecisión. La ansiedad por salir tocando entre líneas, con balón al suelo y pegado al pie le significó pérdidas continuas de la posesión.

Incluso Santos recuperaba en campo santafereño, impidiendo salir con claridad o sacudirse de la presión alta con facilidad. Eso sí, despegaba con mucho mejor criterio y parecía más peligroso al contraatacar, momento en que más problemas ocasionaba al obligar a que los que armaran juego fueran los defensas.

Muy poco se proyectó Dairon Mosquera por izquierda y Juan Daniel Roa lo intentó más, aunque infructuosamente, por la banda derecha. Jonatan Gómez intentaba tomar las riendas del partido con transporte individual y ganando faltas, pero terminando con pases largos con demasiada ansiedad.

Santa Fe mantenía la posesión pero era completamente intrascendente. En toda la parte inicial nunca pudo probar al portero Vanderlei francamente, más que con los innumerables balones largos que el guardameta cubría hasta que se desbordaran y una única ocasión en que pisó el área en los últimos cinco minutos con un balón cruzado desde la derecha que no encontró a un Johan Arango con poco peso en los primeros 45 minutos.

Para la segunda mitad, Damir Céter reemplazó al ‘Trencito’ Valencia tratando de hacer más presencia en el último cuarto de terreno. El sustituido atacante se vio activo en el tiempo que estuvo bajando a buscar la pelota y tratando de asociarse, pero fue el sacrificado por la mayor capacidad y presencia de Denis Stracqualursi en el área, que efectivamente comenzó a figurar más con su nuevo compañero de ataque.



Anuncio



Aún así, el partido no terminó de cambiar definitivamente sino hasta el ingreso de Ómar Sebastián Pérez, tras el primer cuarto de hora de la etapa complementaria. Fue entonces que Santa Fe ganó momentum y comenzó a acorralar a su rival impidiéndole que saliera con tanta facilidad desde su propio terreno.

Ahogado futbolísticamente y cada vez más en lo físico, Santos se fue quedando y terminó por ceder en los últimos 10, cuando la expulsión de Jean Mota y el ingreso de Anderson Plata por un desaparecido Arango lo restringieron a contragolpes aislados. El ingreso del ídolo de la séptima estrella, Jonathan Copete, le dio algún aire al frente pero no fue suficientemente clara para que los brasileños consiguieran

Solo hasta entonces Anderson Plata consiguió el primer tiro franco a la puerta de Vanderlei y luego Damir estuvo a punto de poner el gol de cabeza pero Víctor Ferraz sacó casi en la línea. Aún así, fue demasiado tarde para el asedio y el partido culminó sin goles.

La próxima jornada, el 4 de mayo, se repetirá este duelo en el estadio Pacaembú de Sao Paulo, donde tendrán que buscarse los puntos cedidos de local.










Deje un comentario a continuación



Click aquí para ver más noticias