4 marzo 2017 - Por: mgalvis

En su segundo empate consecutivo, Santa Fe comienza a verse peleado con el gol


Foto: VizzorImage / Felipe Caicedo

Independiente Santa Fe empató sin goles con Patriotas de Boyacá, pero más allá de la buena labor defensiva parece complicarse a la hora de buscar el gol.

De entrada la incógnita que presentaba la disposición táctica del rojo bogotano era sobre quién sería el puntero a buscar en el área rival para marcar la diferencia en el marcador. Jorge Obregón se situó en ese lugar, pero se le vio luchando más con el control de la pelota y con los pocos espacios que dejaba el equipo boyacense, que buscando el arco rival.

En ese sentido era mucho más profundo Johan Arango, que aunque abusaba un poco de la posesión, fue quien más intentó buscar el gol en la tarde de este sábado en El Campín con Ómar Pérez recibiendo balones más atrasado, tratando de hallar profundidad con la visión más que con la presencia.

Pese a tener en el capitán argentino al mejor lanzador en campo, la pelota quieta tampoco pudo ser efectiva ante un Patriotas ordenado que controlaba bien los tiempos y no se dejaba anticipar la espalda cuando era perentorio.

Para la segunda mitad, Daniel Buitrago fue reemplazado por Kevin Salazar, dejando solo en marca neta a Sebastián Salazar. El poco despegue de Patriotas permitía pensar en que sería suficiente así, recargando la responsabilidad en los creativos, pero con un peso ofensivo diferente, buscando más las jugadas individuales con el balón al piso.

El caleño Arango siguió siendo el que más peligro generaba en inmediaciones del área del arquero Álvaro Villete, pero todo quedaba en chispazos individuales sin demasiada elaboración.



Anuncio



El juego se centralizó demasiado, haciendo que las acciones terminaran chocando constantemente con el cuatro defensivo visitante. El técnico Gustavo Costas también se dio cuenta que debía abrir caminos con técnica individual, por lo que envió a Jonatan Gómez por Obregón.

No obstante, la variante no le dio más profundidad y por el contrario el juego se veía cada vez más limitado al tercer cuarto de terreno. Patriotas también comenzó a prever con mayor asiduidad los movimientos del rojo, que seguía sin cambiar de idea y le facilitaba la labor de marca al rival.

Al final el campeón se quedó con un empate agridulce en sus seis partidos jugados hasta el momento. Sin embargo, el dato preocupante es que en esa cantidad de juegos, aunque solo ha recibido un gol, no ha anotado sino cinco.

El rojo llegó a 12 puntos y se ubica sexto con dos partidos menos. Entre semana, el jueves 9, Santa Fe visitará a The Strongest en La Paz, Bolivia, mientras que el fin de semana entrante tendrá que ir a Palmaseca a visitar al Deportivo Cali.










Deje un comentario a continuación



Click aquí para ver más noticias