13 mayo 2017 - Por: Jeison

¡Victoria, invicto y récord!


Un gol de penalti por parte de Arley Rodríguez le dio los tres puntos a Atlético Nacional frente a Patriotas en el estadio La Independencia de Tunja. El verde de la montaña llegó a 48 puntos. ¡Récord!

Cabe decir que a lo largo de los 90 minutos esa superioridad del marcador conspira con el trámite del juego. Fue un Nacional con serias limitaciones ofensivas, incluso más preocupado por evitar el gol, que en encontrar soluciones a su escaso poder creativo.

La solidez defensiva cabe dentro de los aspectos a resaltar. La deuda reside en zona de gestación, donde otra vez faltaron las ideas. Un equipo limitado y con falta de asociaciones. Este partido en varios pasajes fue una réplica del 0 – 0 contra Tigres. Por ejemplo, no hubo una sola llegada de gol en el primer tiempo. Ni siquiera un disparo al arco.

La idea de jugar por las bandas tampoco dio resultado. Cuando se quiso, había superioridad numérica del rival, que siguiendo el libreto de su entrenador tenía claro que contrarrestando este detalle desactivaban buena parte del repertorio ofensivo del verde de la montaña.

Más allá del resultado, o el récord de puntos, lo que más pesa en el análisis es ver qué tan bueno es este equipo porque con seguridad rematará esta fase de la Liga. Aunque no pierde, sigue siendo liviano en cuanto a una estructura de juego.

No todo fue negativo. En defensa fue un buen trabajo de los centrales Cuesta y Palomeque, correctos en los cierres y seguros al momento de sacar el balón. Un buen tándem para el futuro está sembrando Nacional en este par de futbolistas.



Anuncio



Patriotas tuvo la iniciativa por la necesidad de ganar para seguir siendo uno de los equipos con posibilidades de clasificarse entre los 8 mejores. El balón pasó más tiempo en campo de Nacional, que en lugares donde se pudiera generar riesgo de llegar con peligro de gol, pensando en la victoria.

Los últimos 20 minutos, por la ansiedad de local y la tendencia de Nacional por salir a buscar el triunfo, dejaron ver un compromiso más abierto. Los dos asumieron riesgos en función de sus intereses.

Patriotas la tuvo en dos ocasiones, mientras que Nacional, con Cristian Dájome en reemplazo de Rodin Quiñones, ganó profundidad en la zona derecha de la defensa visitante y por ese sector se concentraron los esfuerzos por llevarse un gol del estadio La Independencia.

La jugada definitiva que cambió la historia del juego en favor de Nacional fue una falta para penalti cometida por Danilo Arboleda sobre Arley Rodríguez y que el mismo afectado cambió por gol, el quinto en su cuenta personal por esta Liga.

Nacional se va de territorio boyacense con el botín completo y la satisfacción de conseguir el puntaje más alto que ha sumado en su historial por los torneos cortos. ¡48 puntos!

Ficha técnica de Patriotas 0 – 1 Atlético Nacional








Deje un comentario a continuación



Click aquí para ver más noticias