7 enero 2017 - Por: feligaitan

El Napoli castiga a la Sampdoria


muriel-sampdoria-napoli-min Getty Images

En San Paolo hubo un choque de fuerzas disímiles. El Napoli, buscando no perder el paso de la Juventus, recibió a la Sampdoria, cuya mayor aspiración es olvidarse de los puestos de descenso en la Serie A. Pero el resultado acabó siendo agónico y estuvo cerca de ser una sorpresa en Italia. Un gol en tiempo de descuento decidió el triunfo napolitano por 2 a 1. Muriel fue suplente y actuó en los últimos 40 minutos.

Marco Giampaolo decidió arrancar sin Luis Fernando Muriel en San Paolo. Una apuesta defensiva en que optó por prescindir de su hombre más desequilibrante en ataque, de su goleador. Y esa fue la disposición de la Sampdoria, que le entregó el dominio a su rival de principio a fin, pero que supo soportar los embates de Callejón, Insigne y toda la corte dirigida por Mauricio Sarri.

La ‘Samp’ parecía claudicar frente a la andanada del Napoli. Sin embargo, cuando se cumplía media hora de partido, el Napoli recibió un golpe inesperado. El checo Patrick Schik se desplegó, llegó al fondo del área y lanzó un centro que golpeó en el defensor albanés Elseid Hysaj. Gol en propia puerta para silenciar el San Paolo.

Demasiado premio, quizás. También excesivo castigo para el Napoli, que aunque no brilló, siempre avasalló a la Sampdoria en el desarrollo. La ‘Samp’ buscó protegerse y defender el triunfo. Esas fueron sus armas y buscó en el segundo tiempo cambiar su esquema a fin de fortalecerse en su equilibrio y mantener lejos a un equipo local desbordado dada la expulsión de Matías Silvestre.




Allí, al minuto 51, Giampaolo decidió enviar al campo al colombiano Luis Fernando Muriel. Ingresó en lugar de Fabio Quagliarella. El colombiano, que suma seis tantos en la Serie A, combatió solitario a la defensa napolitana. Ello sin llegar a ganar en los duelos porque la Sampdoria se refugió en su campo.

Pero la resistencia de la ‘Samp’ se desmoronó. A los 71, el Napoli encontró el empate. Recompensa a tanta insistencia. El delantero italiano Manolo Gabbiadini llegó al área para puntear un balón entregado por Callejón. Y cuando expiraba el partido, en tiempo de descuento, el defensor Lorenzo Tonelli aprovechó un rebote para calmar el dramatismo del que se tiñó el choque.

La Sampdoria estuvo cerca de la heroica de ganarle al Napoli en su casa. Pero el hombre de menos terminó siendo definitivo. En ese panorama, Muriel se vio sacrificado. El equipo de Giampaolo sumó su séptima derrota en la Serie A, mientras que el de Mauricio Sarri ha alcanzado a la Roma en la segunda posición, a cuatro de la Juventus.

Podría interesarte…






NEWSLETTER TRICOLOR

Recibe toda la información de la tricolor y los jugadores al instante en tu bandeja de entrada


Deje un comentario a continuación



Click aquí para ver más noticias