28 marzo 2017 - Por: Jeison

¿La Figura o las figuras?


Colombia

Es difícil, pero a la vez da mucho gusto elegir una figura cuando todo el equipo tuvo un rendimiento óptimo. Hace rato no sucedía en la Selección y el mismo Pékerman fue claro en ese sentido, cuando dijo que “ojalá los muchachos mantengan esa continuidad en su fútbol”.

La clave del éxito colombiano en la ciudad de Quito corresponde al buen trabajo de cada línea. Todos aplicados, siguiendo a rajatabla el plan. Cada quien en lo suyo y pendiente del otro. Continuidad, goles y experiencia. Jerarquía pura en la tricolor.

En el terreno de las individualidades, se rescatan varios rendimientos. Entre gustos, nos quedamos con Edwin Cardona. El volante del Monterrey tuvo un nivel superlativo porque nadie se esperaba que jugando como volante por izquierda aportara de esta forma. Claridad con el balón más sacrificio en marca.

James fue otro figurón. Asistencia y gol, coctel de fútbol perfecto para un jugador como él, que además se entregó en cada balón. El 10 dio una imagen de liderazgo expresado en su juego. Ordenó y dictó cátedra cuando el marcador estaba a favor y fue el administrador por excelencia de los ritmos en el partido.

Uno que también merece mucho crédito es Miguel Borja. A los delanteros se les mide por sus goles y por supuesto que él pudo anotar. Sin embargo, lo más rescatable en su labor fue la manera en que luchó por todo el frente de ataque contra un rival con zagueros de recorrido. Solitario, recordó sus mejores momentos con Atlético Nacional en Copa Libertadores.

Cómo omitir lo que hizo Juan Cuadrado. Marcó su primer gol en Eliminatoria y fue el jugador predilecto para ese juego a espaldas de los marcadores, aprovechando esos espacios. Sociedades, desequilibrio y un gol. Correspondió al buen nivel que exhibía con la Juventus.

“El mérito es de ellos”, afirmó José Pékerman en la conferencia de prensa, descargando todos los elogios en sus jugadores. Todos rindieron como lo esperaba. ¿Cómo elegir una figura así? Incluso, así no haya sido exigido tanto, hasta el mismo Ospina demostró seguridad y concentración cuando lo atacaron.

También te puede interesar…

James no necesita redención




Deje un comentario a continuación





Click aquí para ver más noticias

visitor stats