12 abril 2017 - Por: Sergio Iván González Ruiz

Una victoria que significa un empuje motivacional para Junior


Junior

Con los tres puntos, Julio Comesaña logró su segunda victoria desde que asumió la dirección técnica del Junior. La primera fue en Liga Águila y ahora fue el turno de celebrar en Copa Águila.

Junior sigue en un andar regular de su actualidad futbolística. La diferencia que hubo entre el equipo que perdió contra Tigres y el que le ganó a Jaguares es abismal. Con su nómina “B”, los dirigidos por Julio Comesaña jugaron un gran partido.

Desde el arquero hasta el delantero, todos respondieron de gran manera. En defensa el equipo estuvo atento y bien posicionado. El medio campo de Junior mostró cosas que no venía haciendo. Contribuyeron en defensa y sacaron al equipo de atrás y lo llevaron al ataque.

Adelante hay que seguir trabajando en el tema de la definición. De todas formas, Junior no pierde la esencia ofensiva que tiene y sigue generando muchas oportunidades de cara al gol.

Muchas cosas mejoraron, pero el reto de Julio Comesaña es que esas cosas se mantengan. De nada vale tener un gran partido si al próximo encuentro el equipo se va a volver a caer. Junior necesita mantener una regularidad que le permita demostrar en todos los partidos que si ha mejorado.

En todo caso, lo que interesa es que el equipo volvió a ganar y como se dice, “es mejor trabajar y corregir a partir de la victoria”. Tres puntos que dan un envión anímico a un plantel muy golpeado por las inesperadas derrotas.

Ahora, el tema esta en sostener el buen rendimiento para enfrentar a Patriotas, próximo rival en la Liga Águila. Allí se verá qué tan positivo fue haberle ganado a Jaguares en Copa Águila. La deuda está es el campeonato principal donde hay que empezar a sumar de a tres, sí o sí.

También te puede interesar…

Bernardo Cuesta, la figura frente a Jaguares en Copa





Deje un comentario a continuación



Click aquí para ver más noticias