14 septiembre 2017 - Por: mgalvis

El árbitro le evitó una derrota injusta al Cali en Medellín


Foto: VizzorImage / León Monsalve

Deportivo Cali hizo un gran partido en el Atanasio Girardot ante el Deportivo Independiente Medellín, pero fue el árbitro el que le evitó terminar injustamente derrotado anulando un gol legítimo en tiempo de reposición.

Sucedió cuando recién se transponían los 90 minutos. Un tiro pegó en la mano de Néstor Moiraghi y le cayó a Juan Fernando Quintero, que anotó fácil ante la salida de Pablo Mina. Sin embargo, el árbitro Nicolás Rodríguez salvó al Cali pues se apresuró a pitar la mano, apenas antes que se marcara el gol, y terminó retrotrayendo la jugada.

Pese a las protestas justificadas de la localía, el resultado no hubiera correspondido a lo visto durante los 90 minutos; un partido interesante, de ida y vuelta, en el que ambos tuvieron buenas opciones, pero el visitante fue quizá el que tuvo las más claras.

Cali jugó un partido inteligente, aprovechando los espacios libres que dejaba el Medellín cuando estiraba líneas para atacar. Cuantos más rivales se sumaban al ataque, más espacios conseguía el equipo ‘azucarero’ para aprovechar en la contra, que parecía ser su arma más efectiva.

Pero el equipo también fue encontrando maneras de imponer su ley con el paso de los minutos y gracias a la buena labor de ida y vuelta de Andrés Felipe Roa, el despegue de Jeison Angulo y de Didier Delgado. Los laterales comenzaron a bombardear el área local con centros que no fructificaron pero pusieron en aprietos a la defensa con el buen olfato de Jefferson Duque para buscarlos.

El segundo tiempo fue frenético: el primero en tocar la campana fue el DIM, por medio de un gol anulado de Edinson Toloza por fuera de lugar. Instantes después respondió el Cali con dos acciones muy claras que dejaban la sensación de superioridad, pero también de que se estaban dejando pasar oportunidades muy claras.

Sobre el minuto 60, Mina se convirtió en héroe atajándole un penal a Quintero, manteniendo el marcador en la paridad futbolística que se mostraba en el campo. Sin embargo, eso no significaba que hubiera un equipo que se veía más peligroso en el área contraria, y ese era el Cali. Incluso después de esa oportunidad, el Cali volvió a responder con una opción clara de centro y luego con otra que se estrelló contra el palo en un tiro de esquina.

La insistencia por fin le dio frutos al Cali al minuto 83, cuando Roa se desquitó de las oportunidades perdidas saliendo del área buscando espacio para voltearse, se perfiló y remató a ras y al palo más lejano.

Cuando parecía tarde y suficiente, el Medellín le devolvió atenciones al Cali, que siempre era el que respondía, con un cabezazo que tapó Mina, pero dio rebote. Allí estaba pendiente Didier Moreno para facturar y empatar un partido que lució más favorable para los de Héctor Cárdenas, pero no pudo ser.

El partido de vuelta en el Monumental de Palmaseca será el miércoles 27 de septiembre. Para ser finalista, el Cali tendrá que ganar el partido, pues no existen reglas de goles de visita ni nada por el estilo.


Así formaron ambos equipos:





Deje un comentario a continuación



Click aquí para ver más noticias

visitor stats