2 septiembre 2017 - Por: Guillermo Puerto

La recuperación continuó con triunfo sobre Atlético Bucaramanga


Cali Foto: VizzorImage / Nelson Ríos

Siguen llegando respuestas deportivas en el Cali tras la ratificación de Héctor Cárdenas como DT. A la victoria en el clásico hay que sumarle una más. Ante el cuadro bumangués se ganó por 2-1 con goles de Andrés Felipe Roa y Miguel Murillo. La escuadra llegó a 15 puntos en la Liga.

Tras la victoria en el clásico hubo una semana diferente en Deportivo Cali. Se pudo trabajar con calma para afrontar el juego ante un rival que llegó al cruce siendo antepenúltimo en la tabla. El DT Héctor Cárdenas eligió enfrentarlo dándole continuidad al equipo que le ganó a América. El único cambio que hizo fue el ingreso de Fabián Sambueza.

Dicha formación tuvo problemas para vulnerar al Bucaramanga. Ellos, quizás por sus líos en la tabla del descenso, salieron a plantear un juego conservador. Eligieron resguardase y cerrarle espacios al Cali. Así se hizo difícil para el local. Faltó creatividad, rebeldía y algo de movilidad para penetrar leas líneas defensivas que mostraron.

Deportivo Cali tuvo el balón. Sobre eso no hay reproches. Volvió a ganarle en tenencia al rival pero la crítica está en que pocas veces pudo ser productivo con ella. El rival no necesitaba tenerlo mucho tiempo para hacer daño. Lo recuperaba, salía rápido y llevaba peligro al arco de Mina. Pasó un par de veces antes de la media hora con un cabezazo de Sergio Romero y un remate de John Freddy Pérez. Ninguno de ellos le atinó al arco.

Apenas fueron un par de llamados de atención al Cali. Hubo que hacer ajustes pero fueron mínimos. El ritmo del juego no cambió pero como el local nunca dejó de insistir, al final del primer tiempo pudo hacer daño. El premio al ir e ir llegó en la última acción antes del descanso. ¡Gol de Andrés Felipe Roa!

Llegó de manera extraña y quizás por eso el jugador casi que ni lo festejó. Parecía ser una acción sin peligro de la que Nicolás Benedetti sacó oro. Fue desconfiado. Evitó que el balón saliera por la última raya. Lo envió al centro en donde el zaguero Martín González despejó dejándoselo servido a Roa, quien solo tuvo que rematar para anotar. Fue el 1-0 y la tranquilidad para el complemento.

En lo que siguió, Atlético Bucaramanga buscó llegar al empate con un esquema más ofensivo. Resguardarse ya le servía de poco. Pasó a arriesgar con la llegada de Franco Arizala pero muy rápido respondió Cárdenas con la inclusión de Miguel Murillo. El DT del Cali quiso aprovechar los espacios que ahora sí iban a existir y rápidamente lo hizo con el 2-0 a los 63 minutos.

Murillo fue el que anotó. Su primer contacto con la pelota terminó en gol. Aprovechó una muy buena triangulación entre Roa y Benedetti por izquierda para solo tener que rematar a placer con el arco a disposición. Así no falla y por eso el Cali amplió la ventaja de manera merecida. Ahora sí el partido pasó a favorecer ampliamente al local, que quizás mereció un par de tantos más.

Jugó mucho mejor que en los partidos anteriores. Se lució frente a su afición y hubo reconciliación. Los cambios que se hicieron y varias jugadas en la cancha fueron aplaudidos. El Cali despertó, más allá de sufrir el descuento en el último minuto a través de un tanto de John Pérez de tiro libre. Todo terminó 2-1 y con el Cali dando buenas señales. Ha vuelto a la pelea.

 

Guillermo Puerto Ramírez
Periodista – Futbolete
Twitter: @guillermopuerto

Ficha técnica del partido en el estadio de Deportivo Cali








Deje un comentario a continuación



Click aquí para ver más noticias