18 junio 2017 - Por: Guillermo Puerto

¡Pesadilla en el Atanasio y adiós al título!


Sambueza Cali Foto: VizzorImage/ León Monsalve

El sueño de la décima se esfumó en la visita a Atlético Nacional con un penoso 5-1. Deportivo Cali debía defender una ventaja de dos goles y terminó perdiendo por cuatro.

El Cali había sacado la ventaja en casa. Llegó al Atanasio para mantener la diferencia de dos goles y lo intentó con casi la misma formación de la ida. Los cambios fueron obligados. Afuera quedaron Orejuela y Benedetti por suspensión. Llegaron al equipo Nilson Castrillón y Andrés Felipe Roa. Solo esas fueron las novedades. Es más, el DT se la jugó por la continuidad de Pablo Mina.

El plan estaba claro: había que mantener lo que se hizo en casa. Ya se había mostrado tener con qué doblegar a Nacional, aunque ahora en Medellín costó demasiado. El local salió de inmediato a acortar la distancia. Mostró un juego netamente ofensivo que lo puso ganador desde los 7 minutos con un desborde de Ibargüen por izquierda, un centro al área y un remate de Macnelly Torres.

Muy rápido el elenco verdolaga vulneró la resistencia del Cali. Y como si fuera poco, a los 15 igualó la serie con un remate de media distancia de Matheus Uribe. Ya con todo igualado, el Cali pudo mostrar su intención ofensiva. Apeló a una jugada de pelota quieta para descontar y volver a adelantarse en la serie.

A los 20 marcó tras un centro por derecha. El cabezazo fue de Germán Mera pero en esa acción la pelota pegó en el palo. Quedó el rebote, lo cazó Jéfferson Duque y en la intención que tuvo de habilitar a alguien en el área, terminó haciendo que pegara en un hombre local y tomara rumbo al arco. ¡Gol! El Cali estaba de nuevo en el juego.

Por eso su apuesta no cambió. Siguió con el mismo esquema hasta el final del primer tiempo. Estaba aguantando bien el resultado hasta una de las últimas acciones del primer tiempo en la que Andrés Ibargüen, tras un tiro de esquina, sacó un terrible remate al ángulo que fue el 3-1 que empató la serie.

A partir de ahí y de una lesión que sacó a Kevin Balanta del partido, el Cali sí cambió. Salió siendo más prudente en el segundo tiempo, con la llegada de Abel Aguilar a la cancha. Pasó a ser más estratégico para frenar el ataque incisivo del local. Eso sí, pasó a jugar casi que exclusivamente en su campo. Terminó siendo peligroso porque Nacional se fue encima pese a casi no tener espacios.



Anuncio



Y en ese juego gestó un penalti. Una falta de Rosero Valencia sobre Dayro Moreno terminó en eso. Al cobro fue él mismo y no falló. Adelantó al local en la serie y convirtió el resultado en goleada. Enseguida Héctor Cárdenas quiso reaccionar con un cambio ofensivo. Envió a la cancha a Miguel Murillo pero la respuesta de Nacional se dio de inmediato. En un contragolpe marcó el quinto del juego a través de Rodin Quiñones. A falta de 15 minutos para el final, la ventaja de dos goles pasó a ser para Nacional. Ya fue inalcanzable. El partido terminó de esa forma.

 
Guillermo Puerto Ramírez
Periodista – Futbolete
Twitter: @guillermopuerto

Ficha técnica de la final que jugó el Cali en el Atanasio Girardot











Deje un comentario a continuación



Click aquí para ver más noticias