8 julio 2017 - Por: Juan Camilo

Medellín versión 2017-2, en construcción


Medellín 1-1 Millonarios

En la noche del sábado, el fútbol que exhibió Deportivo Independiente Medellín no fue el que querían ver sus aficionados y Millonarios F.C. pudo ganar el juego en una acción polémica, en la que Nicolás Gallo no sancionó córner ni pitó el penal que cometió Andrés Mosquera sobre el 59′ (el Mosco se disfrazó de David González y le cambió la trayectoria al balón con la mano derecha). Sin embargo, pese a que estuvo muy cerca de perder los tres puntos, DIM también acarició el triunfo en el 75′, cuando a Christian Marrugo le falló la puntería debajo de la portería de Nicolás Vikonis, después de la increíble habilitación de Eduard Atuesta.

Juan José Peláez acumula pocos días en la dirección técnica del Poderoso y por tal razón de esa manera se notó en el partido frente a los Albiazules: el Rojo aún no es equipo porque el entrenador antioqueño recién empezó a conformar un ’11’ y apenas está conociendo a cada uno de sus dirigidos. Claro, esto no tapa lo mal que se comportó Medellín en la jornada 1 de la nueva edición de la Liga Águila, especialmente en gran parte de la primera etapa del compromiso. Eso sí, igualmente hay que destacar que la situación cambió drásticamente minutos antes del entretiempo y en el período complementario del duelo, momentos en los que DIM igualó el marcador y a ratos tuvo mayor posesión del esférico en comparación al conjunto que orienta Miguel Ángel Russo.

El 1-1 llegó tras la imprudente infracción que sufrió Leonardo Castro dentro del área de los Embajadores (Anier Figueroa, defensa del elenco de Bogotá, lo cargó por detrás) y la brillante ejecución del capitán del Poderoso (45’+1). El árbitro del encuentro, que de ninguna manera protagonizó una buena presentación, acertó en decretar la pena máxima en contra de Leo, aunque sí se equivocó en no señalar la que causó Andrés Mosquera. Aparte de la anotación de Christian Marrugo, además es para resaltar la actuación de Daniel Cataño y Eduard Atuesta (sustituyeron a Édinson Toloza y Luis Carlos Arias, respectivamente), ya que desde el instante en que ellos pisaron el césped del estadio Atanasio Girardot, el Rojo mostró una versión más parecida a la que tiene la aspiración de ver su hinchada en el presente semestre.

Sonará a otra excusa, pero el Cabezón no cuenta a la fecha con el 100% de la nómina de jugadores con la que Medellín afrontará la segunda mitad del año: falta un lateral por izquierda (DIM lo contrataría en las próximas horas) y que Juan Fernando Caicedo, Elacio Córdoba, Sebastián Macías, Yairo Moreno y Danilson Córdoba completen el proceso de rehabilitación de sus diferentes inconvenientes físicos (la lesión del último es la de menos consideración). En 2017-2, la ilusión del estratega del Poderoso es tener por lo menos a dos futbolistas por posición y confía en que así será.

El Rojo no mereció aplausos, lució incómodo en todas sus líneas (defensiva, de recuperación, de creación y ofensiva) y quizá para muchos de sus seguidores decepcionó, mas no tendría lógica asignarle la peor calificación a su desempeño ante Millos (todavía es demasiado rápido para lanzar algún tipo de juicio).

Los números del juego Medellín 1-1 Millonarios, acá:

+Más artículos de interés:












Deje un comentario a continuación



Click aquí para ver más noticias

visitor stats