" />DaleRojo.net | Quinterodependiente
3 septiembre 2017 - Por: Editor

Quinterodependiente


Medellín 0-1 Santa Fe

En la fecha 11 de la Liga Águila 2017-II, Deportivo Independiente Medellín exhibió serios problemas en la generación de juego y dejó en evidencia que no le será nada fácil sumar puntos cuando no esté Juan Fernando Quintero. El Rojo lo hizo todo mal frente a Independiente Santa Fe y cayó 0-1 en condición de local. Por la vía del tiro libre, John Pajoy marcó el único tanto del encuentro (48′).

En pocos días, el Poderoso transformó la alegría por el triunfo en el clásico paisa edición 295 sobre Atlético Nacional y la clasificación a las semifinales de la Copa Águila 2017, en preocupación por la pálida actuación ante el León en el estadio Atanasio Girardot. Dolió el revés, cómo no, pero afectó aún más porque la presentación del DIM tocó los límites de la vergüenza: jamás encontró una conexión entre creación y ataque, la mayoría de sus pases resultaron inútiles y no causó ningún peligro ni daño en la otra área. Tan así que a duras penas registró una opción clara de gol, en el 37′, pero Robinson Zapata evitó la anotación del chico Jaime Andrés Giraldo y Jonathan Lopera no tuvo una reacción rápida en el instante que le rebotó el balón.

En realidad, Medellín extrañó y sintió demasiado la ausencia de su capitán, quien no disputó el compromiso contra los Cardenales por recomendación médica: el ídolo Mauricio Molina pasó inadvertido y Yairo Moreno tampoco terminó siendo solución -algo que ya es común en él, al igual que en Daniel Cataño-. Lo cierto es que con la lesión de Juanfer, el Rojo no solo perdió a un futbolista, sino también las ideas. ¡Qué feo lució el Poderoso! Luis Carlos Arias, Goma Hernández, Eduard Atuesta, Mao, Édinson Toloza y Leo Castro no respondieron como tenía que ser a la confianza que Juan José Peláez depositó en ellos.

En los últimos minutos del partido, DIM buscó con afán e ímpetu el empate y metió atrás al club del director técnico Gregorio Pérez, mas la desesperación y desorden de los dirigidos por el Cabezón fue una situación que favoreció a Independiente Santa Fe, que se notó muy cómodo en el momento de cuidar la mínima ventaja. En esta ocasión, el corazón no bastó para ganar ni alcanzó siquiera para empatar. Hubo ganas, sí, sin embargo, quedó debiendo fútbol –y mucho-. Claro, en un altísimo porcentaje, en la falta de imaginación influyó que no estuvo el 10, pues Medellín se volvió un equipo Quinterodependiente.

Las estadísticas que arrojó el duelo DIM 0-1 Independiente Santa Fe, a continuación:

+Más artículos de interés:




Deje un comentario a continuación



Click aquí para ver más noticias