1 agosto 2017 - Por: Editor

¡Cuánta razón, ídolo!


Mauricio Molina

Mauricio Molina aplaudió y defendió la administración de don Raúl Giraldo. También le echó flores a la gestión de Eduardo Silva: “Esta dirigencia es la única que ha tratado de dejar un legado importante en nuestro club. El año pasado todavía no teníamos una sede”. Y agregó: “La gente tiene que valorar esto, más allá de pensar en refuerzos, en que se va uno u otro jugador”.

A propósito de su última declaración, el zurdo contó que apoyó la decisión de dos ex-Medellín que en julio pegaron el salto de la Liga Águila al balompié de México y explicó el porqué: “Veo totalmente normal que se vaya (Christian) Marrugo después de 3 años de haberle entregado todo al club, ya fue campeón, le salió una propuesta a los 32 años, que es bien difícil que salga, para irse al exterior y la tenía que aprovechar. A (Andrés) Mosquera ya se le había negado la oportunidad de haber salido varias veces y ya en la cabeza de él estaba avanzar un paso en su carrera profesional”. El cartagenero pasó al Pueblo y el Mosco fichó por el León.

Por otro lado, el ídolo mostró mucha preocupación porque “no hay una comunión” de la afición con el máximo accionista y el presidente del DIM: “Estoy apelando a esto es por la integridad del equipo porque veo que nos estamos viendo muy afectados”. “El ambiente anda muy tenso. Yo, como jugador y como hincha, me siento muy triste cuando veo carteles en el estadio con algún tipo de protesta”, complementó.

Eso sí, el antioqueño admitió que los dueños del Poderoso “no han tenido la asesoría adecuada” y “se han equivocado en muchas cosas”: “Se han cometido fallas, pero de eso se trata un proceso, de errar para poder corregir y aprender”. Y siguió: “Es claro que se tienen deficiencias y que en algunas partes del club estamos muy precarios, eso no se puede negar ni esconder. Puede ser que los directivos hayan estado mal asesorados”.

Entre otras cosas, Mao resaltó que el Rojo está yendo “por buen camino y hay buenas intenciones”, razón por la cual pidió que “bajemos un poquito la marea para que no se tenga tanta tensión” y a que al Atanasio Girardot regrese “la armonía que había antes”: “Mi invitación es que alejemos todos esos problemas extrafutbolísticos y que todos nos encaminemos de la mano para que las cosas funcionen”. “Recuerdo cuando acá en el Medellín no ganábamos nada y la gente iba con un montón de ansias de que el equipo ganara, pero sin tanta polémica y sin tanta crisis, que hoy en día no la hay”, añadió.

Para finalizar, el histórico número 20 del Equipo del Pueblo reveló que próximamente cambiará de profesión y se meterá de lleno en la gerencia deportiva: “Eso es lo que a mí me apasiona, lo que a mí me gusta y en lo que veo que puedo ser bueno después de que deje el fútbol”. “Tengo planes de salir del país a prepararme y a estudiar. Lo quiero hacer por satisfacción personal y ya veremos si encajo en algún proyecto o si encajo acá en el club”, cerró.

La entrevista completa con el gran Mauricio Molina, a continuación (cortesía Esteban López):




Deje un comentario a continuación



Click aquí para ver más noticias

visitor stats