Crea una tienda virtual gratis en WooTiendas

6 agosto 2017 - Por: mgalvis

América no aprovechó, no reaccionó y perdió en Pasto


Foto: VizzorImage / Leonardo Castro

América de Cali cayó en Pasto mostrando escaso fútbol, muy poca capacidad de aprovechar las pocas ventajas que tuvo y menos restos para responder ante la adversidad.

El partido se dividió en tres momentos: el primero fue de paridad, en que ninguno de los dos equipos se impuso y las cosas estaban para cualquiera. Este lapso transcurrió en medio de un ida y vuelta en que ninguno parecía adueñarse de la iniciativa sobre el otro. Los acercamientos fueron más bien aislados y la pelota transitaba por el medio y no había gestión de las acciones por parte de ninguno de los dos rivales.

Mientras Pasto chocaba con la defensa y no sabía buscar alternativas válidas, América llegaba con algo más de peligro pero sin fortuna y a la vez con poco volumen de ataque.

A cinco minutos de terminar la parte inicial llegó el hecho que marcó un segundo momento del partido, cuando el examericano Javier Reina fue amonestado por segunda vez e inclinaba la balanza a favor del equipo escarlata.

América quiso aprovechar el desorden adelantando líneas y agrediendo con sus volantes adelantados, pero no pudo hacer valer la superioridad numérica en lo que quedaba del primer tiempo.

Para la segunda mitad, el hombre de más parecía notarse menos. El ingreso de Juan Pablo Ramírez y Robin Ramírez le dio un segundo aire a los locales, que aprovecharon para ser más colectivos en ataque y cerraban el cerco sobre el campo americano.

El asedio rindió frutos a los 56 minutos, cuando los dos Ramírez se juntaron para anotar: un disparo del ‘Indio’ terminó rebotando hacia un costado. Desde allí, el mismo rematador fue a tirar un centro fortísimo a media altura que el paraguayo solo tuvo que ponerle el pie para vulnerar el arco visitante.

Pasto desperdició tres goles casi hechos en los siguientes 10 minutos, dejando en mano a mano a sus delanteros o volantes de llegada, pero Carlos Bejarano les negaba la diferencia. Esta situación era parte del tercer segmento del partido, en que todo salió mal.

Este comenzó al minuto 70, cuando los dos equipos quedaron con 10 por la reacción inapropiada de Darío Bottinelli ante una entrada fuerte de Carlos Giraldo desde atrás. Tres minutos después el escenario terminó por empeorar cuando Alejandro Bernal vio su segunda amarilla en una fea entrada sobre el mismo capitán pastuso.

En adelante el equipo perdió casi toda idea sensata, pero contó con la fortuna de que el rival también prefirió privilegiar el cuidado del resultado. Pese a que parecía que podría caer el segundo gol, el resultado se limitó a un 1-0 que lució corto dadas las cirunstancias.
















Deje un comentario a continuación



Click aquí para ver más noticias

visitor stats