11 marzo 2017 - Por: Guillermo Puerto

¡Pesadilla en El Campín! El clásico fue para Millonarios


América Campín Foto: VizzorImage / Felipe Caicedo

América jugó diezmado. No tuvo a su ataque titular y le pesó. Falló en todas las oportunidades que creó con Yorleys Mena y terminó pagándolo. Fue derrota por goleada (3-0) antes de empezar a pensar en Deportivo Cali.

América debió jugarse una durísima parada en El Campín. Salió a jugar con estadio lleno (todo en contra) y con equipo diezmado. No pudo contar con su ataque titular, por ejemplo, por lesión de Ernesto Farías, precaución de Martínez Borja y suspensión de Efraín Cortés.

Al frente tuvo a un Millonarios que pelea arriba y que aprovechó tanta ventaja. Más allá de no mostrarse superior en la tenencia de la pelota, supo hacer daño. A los 8 minutos ya marcó. Se fue adelante en las acciones por una acción individual de Dúvier Riascos en la que dejó tirado en el piso a Jhonny Vásquez para sacar un remate de media distancia que tuvo una flojísima reacción de Carlos Bejarano.

Muy rápido América se fue abajo. Le costó reaccionar. Recién se acercó a predios rivales a los 24 minutos con un remate de Yorleys Mena con el que se obligó a una volada de Ramiro Sánchez. El visitante demostró tener con qué pese a no tener a su mejor elenco pero con eso no alcanzó.

Enseguida Millonarios volvió a anotar. Lo hizo tras un tiro libre en el que envió la pelota al área por Henry Rojas, en donde conectó con Hárold Mosquera, quien aprovechó la pasividad en la marca de Jonny Mosquera para entrar y rematar al arco sin respuesta del arquero.

2-0 y dificultad absoluta para un América que se rebeló en el cierre del primer tiempo, con Mena como principal hombre. Llevó peligro. Terminó el primer tiempo dejando la sensación de poder ir por más en el juego y quizás por eso el técnico no cambió para el complemento. La idea fue seguir con el mismo 11 en busca de la reacción.

Fue por ella pero volvió a fallar, ya que a los 53 minutos recibió un gol más. Ahora nació en un tiro de esquina. América perdió el rebote y por izquierda permitió que se armara una pequeña jugada que terminó con remate de Elíser Quiñones, quien anotó con ese disparo cruzado. 3-0 y más de media hora por jugarse.

Entonces sí llegó el momento de resguardarse. El técnico lo decidió con la exclusión de Hernández y la llegada de Ánderson Zapata. Ahí quiso hacerse fuerte en la mitad, casi que cediendo en sus intenciones de ataque. Eso funcionó. Se apagaron las llegadas de Millonarios aunque América también se olvidó de atacar. La idea ya pasó por dejar pasar el tiempo. Se intentó no permitir una derrota más abultada, algo que a final de cuentas no pasó. La caída fue por 3-0, a una semana del otro clásico, ahora en cancha de Deportivo Cali.

 
Guillermo Puerto Ramírez
Periodista – Futbolete
Twitter: @guillermopuerto

 

Ficha técnica del partido de América en Bogotá







Deje un comentario a continuación



Click aquí para ver más noticias