2 septiembre 2017 - Por: Guillermo Puerto

Derrota en Envigado y dramatismo escarlata en el descenso


América Foto: AMÉRICA DE CALI

Volvió a pasarle al equipo de Hernán Torres. Después de perder el clásico, visitó a Envigado y aunque empezó ganando, sufrió una remontada que no solo lo mantiene por fuera de los 8 sino que lo metió en serios problemas con el descenso.

En América hubo respaldo para el cuerpo técnico de Hernán Torres tras la caída en el clásico. Pasó una semana de eso y de nuevo a la cancha. El equipo salió a jugarse en Envigado una durísima parada, en una fecha en la que ya habían empatado Tigres (1-1 con Tolima) y Jaguares (3-3 con Huila). Era la chance de sacar ventaja en esa tabla del descenso y, de paso, seguir peleando por entrar a los 8.

Así lo entendió América. Su DT optó por ser cauto con una formación que tuvo tres volantes de marca y un solo delantero. No se iban a correr riesgos. El mensaje estaba claro. La apuesta era mantener el cero y luego buscar cómo hacer daño, con Martínez Borja como referencia arriba.

¡El plan funcionó! Sobre los 21 minutos pudieron juntarse los 3 hombres a los que les encargó esa sorpresa. William Arboleda empezó un contragolpe, le cedió la pelota a Martínez Borja, quien la extendió con un pase a Darío Bottinelli. El argentino entró al área, sacó un derechazo cruzado y anotó.

América empezó sorprendiendo. Pegó primero y pegó bien. Dejó sin chances a Envigado en todo el primer tiempo pero falló en el arranque del segundo. Ahí bajó su intensidad y el rival aprovechó. A los 49 llegó al empate sacando rédito de un descuido defensivo del visitante.

Todo empezó con un remate de media distancia de Diego Moreno. El balón llegó al cuerpo del arquero Bejarano, quien lo atajó pero lo dejó suelto en el área y ahí el panameño Joseph Cox fue más rápido que Ánderson Zapata. Llegó, lo conectó y marcó el 1-1.

El mismo defensor, casualmente, se vio comprometido en otro par de acciones claves en el juego. A los 71 salvó un gol cuando el balón sestaba sobre la raya, luego de un error suyo en la marca. Esa acción terminó en tiro de esquina y en ahí llegó un nuevo tanto rival.

El centro al área causó un cabezazo de Yosimar Quiñones, quien se zafó de la marca de Zapata y cabeceó solo frente al arquero Bejarano. A 18 minutos del final, América pasó a perder el partido y fue entonces cuando quiso reaccionar con la llegada al campo de Fernando Fernández. Pasó a atacar con todo, incluso dejando espacios atrás. La necesidad era extrema. Se notó.

Tal intención americana le llevó dramatismo al juego. El equipo llegó al gol con Jhonny Vásquez pero su anotación a los 82 minutos no valió por un aparente fuera de lugar. ¿Era? Se protestó pero de nada sirvió. Lo mismo pasó a los 83 en una acción en la que un cabezazo de Iván Vélez pegó en el poste. Ambas, antes de ser definidas, ya estaban invalidadas.

América no pudo igualar las acciones. Mostró actitud e intenciones pero se vio errático. Demasiado. El nerviosismo se apoderó del equipo. Había poco tiempo. No alcanzó. América perdió y preocupa.

 

Guillermo Puerto Ramírez
Periodista – Futbolete
Twitter: @guillermopuerto

Ficha técnica del partido de América















Deje un comentario a continuación



Click aquí para ver más noticias

visitor stats