Crea una tienda virtual gratis en WooTiendas

27 noviembre 2017 - Por: Jeison

Al América no le alcanzó para superar el 0 – 0 contra Junior


Pintaba mejor el partido. Se dejaba ver por momentos, con pincelazos de talento y llegadas bien hilvanadas con el talento de sus mejores hombres. Instantes de buen fútbol, interrumpidos por la pierna fuerte, la agresividad y hasta mala intención. Eso pesó más, conspirando contra un resultado que pudo ser mejor para el América. Empate sin goles y a definirlo todo en Barranquilla.

América de Cali tuvo al frente un rival con mucho oficio en el manejo del balón. Junior basó su propuesta (si se quiere ver conservadora) en la tenencia, en no dejar que el local dominara con toques a un lado y otro. Desgaste permanente. En ataque ellos tampoco tuvieron la explosividad de otras fechas, pensando mejor en resguardarse por lo menos en el primer tiempo.

Así fue bastante difícil para la banda del ‘Polilla’, más allá del atrevimiento de Olmes o el sacrificio de Borja, importante con sus movimientos para conectar mejor el medio con la zona delantera. También se cuenta un tiro libre de Angulo, bien desviado por Viera.

América encontraba ritmo hasta que llegó la acción de la bronca. Un empujón claro de Olmes contra Yonatan Murillo provocó un rifirrafe de gran proporción. Repartición de amonestaciones por parte del árbitro como primera medida para calmar la tensa situación. Un ambiente poco favorable para la ‘Mecha’, justo cuando más trataba de llegar al campo rival.

El partido cortado y las recurrentes faltas sentenciaron un primer tiempo para el olvido, con el sinsabor de la bronca que para nada convenía al objetivo de sacar un triunfo en esta definición de ida por los Cuartos de Final.

Junior entró mejor dispuesto en la parte complementaria, descargando sus ataques con Marlon Piedrahita y en Luis Díaz tuvieron una importante llegada de gol, que por fortuna detuvo Carlos Bejarano. Si América no mejoraba en asegurar el balón, el rival sacaba provecho de su potencia en el ataque. Eso lo entendió el entrenador, quien hizo un cambio de protección y reforzar el medio con el ingreso de Brayan Angulo por Olmes. Así reforzó el medio y de paso taponó la salida de Piedrahita, fuente de salida que tenían los barranquilleros en el momento de asumir una postura de ataque.

Eisner Loboa fue otra variante más del entrenador en lugar de un desconocido Carlos Lizarazo, a quien no se le vio en su mejor dimensión. América dependía de alguna jugada individual o las acciones a balón parado, en las cuales destapó varias equivocaciones defensivas de su rival. Además, con Brayan Angulo por lo menos se ganó un jugador de más peso en esa posición.

Esas fueron las mejores armas del equipo rojo en el final del partido y que al final de cuentas resultaron insuficientes, poco efectivas en pro de un mejor resultado. Además, sobre el final el árbitro perdonó a Teo Gutiérrez, con una simple amonestación en una falta que debió ser penalizada con roja. Lastimosamente el comportamiento arbitral también estuvo en contra del América.

Ficha Técnica de América – Junior














Deje un comentario a continuación



Click aquí para ver más noticias

visitor stats